HELLENIKÁ. RECURSOS DE GRIEGO ANTIGUO

Materiales y recursos de Griego para enseñanza secundaria. Experiencias y propuestas didácticas.

  • EN DEFENSA DE LAS CLÁSICAS EN SECUNDARIA

  • EL EDITOR Y EL BLOG

    Simurgh

    Ricardo L. Rodríguez., profesor de Enseñanza Secundaria de Griego. Blog dedicado a mis alumnos/as, y a estudios de filología griega y tradición clásica. Alguna vez se colará algo personal.

  • CONTADOR DE VISITAS

    • 1,124,023 visitas
  • Blog protegido por

    Nautica y Calipso

    Calipso

  • CALENDARIO

    diciembre 2016
    L M X J V S D
    « Nov    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • ARCHIVOS

  • Categorías

  • Leo, el ratoncito dormilón. Mascota de este blog

    website stats

  • Suscríbete

  • Meta

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

    Únete a otros 126 seguidores

VIII C.I.O.

Desde el 2 de noviembre en el que arrancó nuestro primer C.I.O. hemos debatido hasta en siete ocasiones sobre problemas de y en la Educación. He recogido el testigo como organizador y moderador de este octavo claustro hace unas pocas horas solamente. Como tema para esta nueva convocatoria se me ocurrió inicialmente plantear un debate sobre la jornada del docente (un tema que había apuntado Andriu en cierta ocasión). Pero, siendo miembro y participante del C.I.O., les confieso que desde hace un tiempo pienso que me gustaría escribir sobre algo más concreto de la actividad diaria del aula. Por eso, propongo el siguiente tema:

“INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS DOCENTES”

Me refiero a que cada uno/a de nosotros/as describa y explique algún tipo de experiencia docente que haya llevado a cabo con éxito de funcionamiento y de resultados y de la que se sienta satisfecho/a. Los/las padres/madres están invitados/as a contarnos aquellas  experiencias docentes que conozcan que se hayan llevado a cabo en el centro o el aula de  sus hijos/as y que les hayan parecido interesantes. También podemos compartir líneas de trabajo, estrategias en el aula que nos funcionen, estrategias con las que hayamos fracasado estrepitosamente, dinámicas de grupo, proyectos, viajes, salidas extraescolares, etc. Se trata de aprender entre todos/as.

En este momento en el que el C.I.O tiene una cierta madurez y funciona con regularidad, creo que nuestro reto actual es la plena identificación e integración del alumnado en el proceso de enseñanza y aprendizaje (estaría bien que del próximo C.I.O. se encargara/n un/a alumno/a o un grupo de alumnos/as). En varios debates anteriores he apostado por una búsqueda constante de nuevas estrategias, procesos, modos, acciones. También he apostado por el destierro definitivo de las metodologías que se emplean en educación desde hace casi 2.500 años, al menos de su destierro como metodologías imperantes. Así pues, me gustaría que este C.I.O. se distinguiera por ser una convocatoria dirigida especialmente al alumnado, y que ellos/as mismos/as participen contándonos las experiencias docentes con las que aprendieron, disfrutaron, se implicaron y se sintieron motivados. Les conmino a todos/as los/as claustrales a que animen a sus alumnos/as a participar, incluso diciéndonos qué esperan del profesorado y de su proceso de enseñanaza-aprendizaje, lo que les gusta y lo que no les gusta, lo que les motiva y lo que no, etc, etc.

Declaro abierta la sesión hasta, en principio, el 30 de abril, plazo prorrogable si fuera necesario.

74 comentarios to “VIII C.I.O.”

  1. Ana said

    Creo que de la experiencia docente de la que últimamente me siento más satisfecha es el blog de Secretos de Argos, en el que escriben los alumnos de varios centros (sin conocerse personalmente todavía) sobre las huellas que encuentran a su alrededor de nuestro pasado clásico. Me ha proporcionado muchas sorpresas agradables, aprendo muchísimo con los alumnos, veo como ellos disfrutan aprendiendo, escribiendo, compartiendo, y siguen haciéndolo aunque sus vidas les hayan llevado lejos del centro, ya no estén esperando la calificación ni les importe cumplir una programación.

    Animar a los alumnos a escribir en el blog es de los mejores regalos que me ha dado mi paso por la docencia. Recomiendo a cualquiera que lo intente, seguro que se lleva sorpresas muy agradables.

  2. chelucana said

    Bueno, Ricardo, ¡tu planteamiento es genial! Mira que llevabas tiempo diciendo que había que incluir a los alumnos en el CIO,… Creo que después en esta edición tendremos que cambiar la “C” de “Claustro” por la de “Consejo”.

    “animen a sus alumnos/as a participar, incluso diciéndonos qué esperan del profesorado y de su proceso de enseñanaza-aprendizaje, lo que les gusta y lo que no les gusta, lo que les motiva y lo que no, etc.”

    Y esto me recuerda a la iniciativa de Francesco Tonucci con su proyecto “La Ciudad de los/as Niños/as” (¡Uyss! ¡No sé poner los enlaces!) para el que creó el Consejo de los/as Niños/as. Proyecto que, gracias a las valiosas aportaciones de esos niños y niñas, hoy se lleva a cabo en varias ciudades de Europa y Latinoamérica.

    http://www.lacittadeibambini.org/spagnolo/interna.htm

    Sí, que participen alumnos y alumnas porque, quién sabe si, a partir de este CIO, tal vez podamos cuestionar seriamente la idoneidad o no de las metodologías y los contenidos didácticos, los modelos y estilos educativos, los recursos e incluso las leyes de educación, a partir de las aportaciones de los expertos y auténticos protagonistas, los y las alumnas.

    Saludos

  3. […] se ha convocado un más que interesante VIII Claustro Ideal Oficial en Helleniká. El tema y planteamiento, en palabras de mi amigo Ricardo, […]

  4. Ricardo said

    Ana: Secretos de Argos es un blog maravilloso. Primero, porque está hecho con mucha dedicación e ilusión por el alumnado. Segundo, porque se trata de un blog colaborativo y común del alumnado de varios institutos. Tercero, por la calidad de sus informaciones. Mi felicitación más sincera y emocionada para el alumnado y el profesorado responsable de ese excelente trabajo, deben sentirte muy orgullosos/as. Un saludo muy cordial.

    Cheli: Muchas gracias por tus comentarios. Haz, como claustral que eres, la propuesta en firme del cambio de denominación de “Claustro” por “Consejo”. Yo te apoyaría, supondría un pasito más. Las fotografías ya están puestas desde ayer y sí, ¡que participe el alumnado! Un abrazo.

  5. Mis saludos a tan digna asistencia, incluido el bueno de Leo. Gracias por la invitación, Ricardo. Acabo de “venir” de una experiencia que llaman “Classroom 2.0 LIVE Conversations”. Mi pésimo inglés no me ha permitido enterarme mucho del tema del evento, “Ning en la Educación”, pero sí disfrutar como un niño viendo-oyendo al mismo tiempo la voz de quienes intervenían, un chat escrito, y la pantalla de un ordenador donde se iban explicando los usos de Ning. (Para quien no la conozca, Ning es una web que permite crear redes so ciales,( un tema que me tiene muy ocupado últimamente).
    ¿Serán como esta experiencia que he visto las clases del futuro

  6. chelucana said

    Acabo de encontrarme con este vídeo que quiero compartir con vosotros:

    Hoy, buscando otra cosa, he rescatado fortuitamente a Asfalto, grupo de Rock Urbano madrileño cuyas canciones marcaron mi inicial adolescencia(además eran de mi barrio ;-)). El tema “Días de Escuela”, no representa la educación de hace 2.500 años, Ricardo, sino la de nuestra historia más reciente. Aunque llegué a la escuela diez años más tarde de lo que dice la canción, las cosas que encontré no distan mucho de aquella realidad que muestra también el vídeo. Me ha emocionado reencontrarme con el desplegable de su primer disco (segundos 34-55), la imagen legendaria de sus miembros sentados en el rellano de la escalera, el texto sobreimpreso con las letras de las canciones que bebía a tragos largos a los 12 años y la inevitable sensación en aquellos días de que algo había que cambiar.

    Encontré profesores buenos y malos en el instituto, unos cuantos me dejaron huella y su amistad. Durante mis estudios universitarios volvió a crecer con fuerza esa necesidad de cambiar las cosas. Así es que me dediqué a la docencia inicialmente, y a la formación después, por pura reacción. Tenía muy claro “cómo no se daban las clases”.

    En los primeros años de profesión hice cosas en mis clases, para motivar, dinamizar, y favorecer el aprendizaje de grupos de más de cien alumnos, que ahora me da vértigo pensar en ellas. ¿Serían las ganas, la energía arrolladora, la necesidad gestada durante tantos años de “cambiar”? Obtuve éxitos, también fracasos, pero nunca dejé de trabajar de la forma que creí adecuada, de formular y reformular permanentemente los objetivos de aprendizaje; de modificar, adaptar y ajustar la metodología a los contenidos, a los grupos y a los individuos; de utilizar un lenguaje inteligible para cualquier extraterrestre; de evaluar cada una de mis intervención educativa con ojo inquisidor,…

    Hace un año, durante un curso, el “im-ponente” advertía de los riesgos de utilizar dinámicas de grupo. “Hay que seguir las instrucciones al pie de la letra”, “Los experimentos se hacen con gaseosa y en casa”, decía. No pude salir de mi asombro. La metodología esta ahí, hay cientos de páginas publicadas, pero dudo que nadie pueda ser un buen docente si no ensaya, modifica, adapta y manipula los recursos para adaptarlos a su propio estilo (y a todo lo dicho en el párrafo anterior). No se trata de hacer virguerías. Aún se puede, si es pertinente hacerlo, dar lecciones magistrales y dejar a la audiencia la boca abierta. ¡Pero hay que saber hacerlo! (Yo todavía no sé. Me falta fé)

  7. pellejo said

    En el pasillo de uno de los edificios un alumno le quita la anilla a un extintor, pulsa el botón. Todo blanco. Toses. Pasa por allí el director. Confusión. Salida al patio. Búsqueda. Confesión. Yo no quería hacerlo, de verdad, se me fue la mano. Antes de la clase de plástica. Vestidos de blanco. Yo no quise, solo quería darle un poco. Conducta gravemente perjudicial. Tres días de suspensión del derecho de asistencia al centro con el correspondiente trabajo preformado debidamente por cada profesor de área. Reincorporación. Experiencias docentes, apoyo, fichas, trabajo individualizado, desarrollo con el alumno de estrategias a través de los especialistas en orientación y atención a la diversidad, apoyo de los servicios sociales, comunicación con los padres, reunión del equipo docente, jefatura de estudios saturada….; comprensión, servicio, otra experiencia: salgamos al jardín: observemos el medio ¿qué te parece?, ¿qué ves? Dilucidamos. Otra ficha, otra observación. En apoyo al área práctica. Transversales. Más experiencias. La trayectoria del alumno es nefasta. Repetidor. Siete veces incumplió el reglamente el curso anterior. Varias de ellas podrían haber sido posibilidad de expediente disciplinario. ¿? Han pasado dos semanas. Otra estrategia más. Cariño, amor. Familia desestructurada. Padre inexistente. Madre inestable.
    He recibido un cajón sobre competencias básicas firmado por Marchesi…
    Dios, sigo experimentando. ¡Qué digo!… Sigo viviendo. Y seguiré experimentando siempre…

  8. Ricardo said

    Pellejo: un tiempo, sin duda alguna, extraordinariamente empleado en la Educación de una persona. Si el resultado no acompaña es lamentable, pero diremos con orgullo que “sudamos la camiseta todo lo que pudimos”. Siempre pienso que hay que “trabajar” con el alumnado. Gracias por tu participación. Un cordial saludo.

  9. Gemma said

    La primera vez que tuve noticias de este CIO creo que ibais por la “sexta edición!. O sea, que leí algo así: VI CIO… y no sé qué más… Qué sopresa y qué suerte, pensé, por fin he encontrado a otros vi-ciosos a los que les encantan los claustros… Lo confieso, soy así: disfruto más un claustro que un nene un chupa-chups… Cuando vi la convocatoria del VII, comprendí… De todas formas, creo que algo de “vicio” sí que tiene que haber (¿eso no tiene que ver con la pasión, con los impulsos incontrolables, con el placer…?) Pues nada, espero ser admitida en la reunión, aun a sabiendas de mis pasiones…

    Y ahora al lío: aunque este año quizá no pueda completar el curso (estoy de baja y sigo y sigo…) quería compartir con vosotros lo mejor que me ha ocurrido. Soy tutora de “medio grupo” de tercero de ESO (el otro medio son de diver y tienen otra tutora): son solo doce chicos, de los cuales dos están en el programa de integración (discapacidad intelectual y otras muchas más dificultades…), tres repiten y cuatro más están ya propuetos para diver en el próximo curso…
    En septiembre tuve la primera reunión con la PT, que en principio tenía previsto organizar su horario “sacando y metiendo” a los dos de integración no sé cuántas horas en no sé cuántas materias diferentes… Me atreví a proponerle que se quedara en el aula, con todos, las cuatro horas de Lengua y, si quería, también en tutoría. Me dijo que sí entusiasmada y empezamos a trabajar juntas, a pensar, a programar, a “integrarnos” con ellos en el aula…
    La experiencia ha sido más que positiva. Lo que han conseguido los dos niños de integración, según la PT, no lo habrían conseguido ellos solos ni soñando en el cuartito pequeñajo que tienen para el apoyo, sin compañeros, sin charla, sin grupo, sin las dos profes… Para el resto de alumnos también ha sido beneficioso: mi compañera, con mucha más experiencia que yo en dificultades de aprendizaje, ha ido observando a todos y detectando “problemillas” que yo no habría visto nunca (además, están encantados con las dos… En cuanto una falta, ya se están quejando…). Es una mujer que ha estado muchos años en centros de educación especial, que me ha ayudado en las entrevistas difíciles con los padres (qué duro es asumir que un hijo no va a titular, que no va a seguir con el resto, que lo va a tener más difícil…). Ella dice que también le ha servido a su vez para refrescar cuestiones literarias y que ha disfrutado con La Celestina y hasta con la morfología y la sintaxis…
    Mi compañera PT me ha contado que el año pasado se encontró regular (o mal) en el centro porque sentía que su trabajo era apenas valorado (hay que ver la manía que se les tiene a ¿algunos? departamentos de orientación), que los profes le encomendaban los niños para deshacerse de un problema, que no sentía que nadie los asumiera como alumnos del centro, con todos los derechos y toda las obligaciones… Dice, y la creo, que ha recuperado la ilusión… Yo no lo había perdido, pero se me ha multiplicado por, al menos, dos.

    En resumen: creo que ha sido todo un acierto, un éxito… Y no es que lo hayamos hecho todo perfecto (nos han faltado reuniones, tiempo para organizar la documentación, ser más sistemáticas…), pero hemos ido caminando en la dirección en la que creemos, hacia la utopía… Despacito, de la mano, con muchas ganas, con esperanza, con mucho cariño…

    Ahora estoy de baja y a la persona que me sustituye le ha parecido bien nuestro “sistema”… Tiene suerte (como la he tenido yo), porque nuestra PT se sabe todo de los niños y así su “aterrizaje” ha sido más fácil…

    Echo de menos a mis chicos… Espero volver, aunque sea poquito, antes de que termine el curso…
    Bueno, no está mal tanto rollo para ser mi primer vicio… Perdón, para ser mi primer CIO.

    ¡Gracias por esta iniciativa!

    Ah, y aplaudo con todas mis fuerzas la invitación a los alumnos para que participen… También me gustaría escribir sobre eso otro día… Pero creo que por hoy ya es suficiente. Saludos y buen fin de semana.

  10. Ricardo said

    Muchas gracias, Gemma, por compartir esa experiencia. Por supuesto que eres admitida y te doy la bienvenida en nombre de todos/as los/as claustrales del C.I.O. Espero que sigas con nosotros/as y te animo a que intervengas cuanto te parezca, por ejemplo, sobre lo de la intervención de los alumnos. Espero que pronto te mejores y te incorpores a tu trabajo. Un saludo muy cordial.

  11. Ricardo said

    No será ésta mi última intervención en este claustro. A propósito de un artículo de Juan José de octubre de 2.007 (http://elblogdejuanjo.wordpress.com/2007/10/19/me-he-equivocado/), quisiera compartir una experiencia docente en la que me equivoqué, fallé, la pifié, la cagué, o como quiera decirse más formal o popularmente (mientras me retuerzo y hago esfuerzos porque necesito ir al baño y no puedo usar ninguno de los dos de mi casa pues están de obras, y mientras espero al fontanero que me dijo ayer que vendría hoy a las 9:00 h. y aún no ha aparecido).

    Porque yo estoy de acuerdo sólo en parte con la idea de que “el problema de la Educación en España somos los profesores”, aunque sí afirmo que somos uno de los problemas (e importante) y que, entre otras cosas (y esta idea a mí no me la quita nadie a día de hoy según observo a mi alrededor), a nuestro colectivo le sobra soberbia y le falta humildad. Nos sobran palabras y nos falta el ejemplo propio. Enseñamos pero parecemos incapaces de aprender (lo cual es inaudito). Desdeñamos la enseñanza que nos imparte el alumnado diariamente por el hecho de tener menos edad que nosotros/as. Y mientras siga pensando que nos sobra queja, pienso que nos falta trabajo. Nos falta de forma alarmante autocrítica, tanto como que no existe aún costumbre de recibir las del alumnado. Qué digo recibir…para algunos/as docentes es implanteable que un/una alumno/a pueda expresarle una crítica aunque sea constructiva. Sobre la falta de humildad, sobre el dar ejemplo y sobre abrazar una necesaria autocrítica he hablado y me he expresado de forma clara y precisa, creo yo, incluso en la CCP de mi centro, como jefe de estudios que soy del mismo.

    En mi primer año de docencia, como funcionario en prácticas tras aprobar las oposiciones, impartí clases en el turno nocturno, en el Bachillerato tanto presencial como a distancia de adultos. El más joven de mis alumnos/as tenía 18 años y había otros/as que rondaban los 30. Yo impartía Griego y una materia optativa (Mitología y artes) que, precisamente, imparto este curso. Acabado de salir de meses de estudio para las oposiciones, les aseguro que como filólogo clásico estaba en mi mejor momento de conocimientos. Así que las primeras semanas, y por desconocimiento absoluto de la profesión, daba clases como si fuera un profesor universitario y me encontraba yo mismo deslumbrado por lo que sabía, estudiaba muchísimo y llevaba a las clases una carga de erudición absurda e inútil que aburría al alumnado hasta límites insospechados y que hacía que, conforme pasaban los días, se me fueran quedando las aulas vacías (cuestión que yo achacaba a la falta de interés de los/as “malos/as” alumnos/as). Las clases eran magistrales: yo hablaba y explicaba; el alumnado debía coger apuntes, atender, asimilar e interesarse. Pero tuve mucha suerte, porque le daba clases a alumnos/as que, como tales, eran infinitamente más maduros/as que yo como docente. Y además eran valientes y sinceros. Así que, después de tres semanas, me dijeron en una clase que “Mitología y artes” no estaba resultando lo que ellos/as esperaban y me hicieron con educación, respeto y argumentos un rosario de críticas constructivas. Me di cuenta de que me estaba equivocando, cambié el sistema totalmente y funcionó (no obstante, incluso con ese cambio, pienso ahora desde la perspectiva de los años de experiencia que seguí haciendo cosas mal y ahora las hago de otro modo que me parecen mejor).

    A ver si llega el fontanero…voy a llamarlo, ya no puedo más. Un saludo muy cordial.

  12. Inma said

    Hola a todos! En primer lugar me gustaría darle las gracias a Ricardo por invitarme a participar en el “VIII C.I.O.” para mí como alumna del I.E.S José Arencibia Gil me gustaría compartir con ustedes la experiencia más agradable que he pasado en todos los años de mi aprendizaje. Seguidamente me gustaría hablar un poco mi trayectoria antes de llegar a ese curso.

    Me he encontrado con muchísimo profesores/as que se preocupaban bastante por sus clases, como darlas sin que su alumno no se durmiera y éste mostrara su interés por la materia que estaba impartiendo. Muchos de ellos han hecho que, a pesar de mis dificultades haya llegado a bachillerato, algo que siempre estaba muy lejos de mi alcance y que en varias ocasiones le dijeron en aquel momento a mi madre que no saldría de E.G.B.

    Pero mi lucha por llegar a mi meta, el apoyo de algunos profesores, las clases de refuerzo y la dinámica de una clase, ha hecho que este en 2º de bachillerato, aunque todo no haya sido un camino de “rosas”. Desde ese momento valoro mucho la labor de los profesores, y gracias a una en especial me ha transmitido la ilusión que ya tenía por una carrera y ha hecho que crezca más y espero llegar a conseguir mi meta.

    Para terminar mi experiencia inolvidable fue en 1º de bachillerato conocí a un profesor de griego (Ricardo), muy particular, que además de impartir sus clases, cada día nos ilusionaba con un proyecto como era el viaje cultural, nos fue transmitiendo cada día una ilusión para luchar por ese proyecto y que al fin fuera hecho realidad. Y así fue, en 2º de bachillerato ese viaje cultural se hizo realidad, cada uno de nosotros se siente muy orgulloso de la experiencia vivida, el haber compartido tanta cultura, lugares, y ver ante nuestros ojos lo que siempre veíamos en libros. Pero sobretodo destacar la armonía y la relación que hubo siempre y en esos días de forma destacada entre la relación alumno- profesor.

    Bajo mi humilde punto de vista creo que debe de haber siempre un punto de confianza entre el profesor y el alumno eso no quiere decir que “si te tiende la mano le cojas todo el brazo”, como bien sabemos hay personas que se aprovechan de la confianza que se deposita en ella. Muchas gracias a todos por esa inolvidable experiencia.

    Podría seguir compartiendo muchas cosas pero no quiero resultar cansina. Un saludo a todos. Besos

  13. pellejo said

    El motor de arranque se quemó. Un día las bobinas dejaron de funcionar. No sé. Se quemaron al parecer. Dos de mis alumnos de FP sección “mecánica” se ofrecieron para hacer un apaño. No, les dije. Venga… Habla con el profesor de taller, vamos… Está bien. El profesor X dijo que dejara el auto en el taller el viernes por la tarde, sin problema, pellejo, sin problema. El sábado por la mañana se arreglaría. La pieza correspondiente la dejé en su poder: un motor de arranque nuevo que conseguí en no recuerdo qué tienda de repuestos. Instituto privado de F.P. secciones electricidad y mecánica. Secciones de un mundo cualquiera.
    El lunes siguiente recibí una nota del ordenanza en plena clase de física diciéndome que si podía comparecer ante la policía en la puerta de entrada del colegio, algo relacionado con mi auto. A las nueve y diez de la mañana. Los alumnos aun se estaban quitando las telarañas. No se sorprendieron. Algo común.
    Mi auto había topado contra una moto la noche del sábado al domingo. El conductor de la moto (un chaval de 15 años) convalecía en el hospital. Los conductores del coche no llevaban documentación. El domingo no pudieron localizarme (menos mal). Mis temerarios alumnos en los que confié solamente depuraron su conciencia durante algunos días. Se encargaron sus padres de traspasar el cargo a las agencias de seguros.
    Volví a clase. Me encontré con ellos. Hicieron los mismos trabajos, pruebas, tareas y exámenes que los demás. Uno de ellos aprobó. El otro no. Nunca más volví a hablarles. Nunca más lo haría. Mi obligación obligó el contacto, el trato y una contrita y escondida desesperación.
    Mientras tanto intentaba enseñar matemáticas y física a chavales que no querían saber nada de nada. Me uní finalmente a ellos en una vorágine de tú aprendes de mí y yo de ti.
    Todavía echo de menos la tapicería de mi SIMCA 1200.

    Nota: esto, evidentemente, no es una experiencia docente. Es una anécdota. Pero ¿no son las anécdotas experiencias docentes que conllevan sus decisiones y consecuencias? Tu último comentario, Ricardo, me animó a comentar esta experiencia casi olvidada que, por cierto, ni empieza ni acaba solamente en lo dicho.
    ¡Saludos! y a seguir currando…

  14. Inma: Muchísimas gracias por la valentía de ser la primera alumna que has dejado el testimonio de tu experiencia. Te lo agradezco muy sinceramente porque, para nosotros/as, es muy importante aprender de ustedes. ¡Menudos/as listillos/as los/las que te dijeron que no saldrías de E.G.B.! ¿Qué dirían ahora que estás en 2º. de Bachillerato? Me molesta muchísimo que se encasille al alumnado de esa manera. Y por más dificultades que tenga en sus estudios un/una alumno/a, si decide continuarlos, debería apoyarlo y animarlo el profesorado. Por eso, no tiene precio la labor que llevó a cabo tu profesora RT, animándote a estudiar, compartiendo contigo el amor por su materia y transmitiéndotelo. Estarás el año que viene en la Universidad seguro, Inma. ¡Mucho ánimo! Sobre nuestro viaje cultural del curso pasado y el de este año, ya hablaré más adelante en este mismo lugar.
    Pellejo: Muchísimas gracias por compartir de nuevo tus experiencias. Si son experiencias docentes o anécdotas, a mí me da igual, y si sirve para rescatar episodios del pasado o desahogarse, pues muy bien. Un saludo cordial.

  15. Inma said

    Hola Ricardo!De nada, me ha costado un poco expresarme pero bien :D. Pues si, hay profesores que me lo dijeron que no saldría de E.G.B, pero gracias al apoyo de muchos profesores,a mis padres (sobretodo), a muchos compañeros, etc.. he llegado a 2º de bachillerato repitiendo 3º de la E.S.O y ahora en este momento 2º de bachillerato, pero no me importa decirlo,porque tanto mis padres como yo, me siento muy orgullosa de haber luchado mucho y haber llegado hasta aqui, a través de mis esfuerzos y el de muchos profesores. La labor que ha llevado a cabo RT y LT, entre muchos otros,pero ellas de forma especial, ha sido clave en mis estudios porque si no deje mis estudios por lo que me estaba costado en ese momento fue por el apoyo incondicional de las dos,etc..

    Con respecto a la Universidad, bueno…. la cosa esta dificil, tengo que sacar primero bachillerato y se me esta resistiendo aún repitiendo, pero seguiré al pie del cañón.Si apruebo iré a Tenerife finalmente, lo he hablado con mis padres y tras muchos calculos y demás, he llegado a la conclusión que merece la pena luchar por lo que uno siempre ha querido, a pesar de las dificultades que se presenten.Asi que, estudiaré Filolofia Francesa.

    NOTA:Hoy vi a Magüi, la nueva de educación fisica, ella fue mi tutora en 3ºE.S.O., un inmenso placer verla después de 5 años,aunque se quedará muy asombrada de que aun este alli.

    Besos. Saludos. Inma

  16. Ricardo said

    Inma: te has expresado perfectamente. Debes seguir luchando con ánimo por lo que quieres. Acuérdate de la letra de la canción de fondo de nuestro vídeo del viaje. Por cierto, un homenaje desde aquí a RT y LT. Un beso.

  17. Bizquerita said

    Bueno, como consiste en compartir experiencias en el aula, ahí va una curiosa que he realizado en la ESO.
    Todos sabemos que nuestro alumnado (unos más que otros), están casados de permanecer en silencio en el aula. Pero no sólo eso, sino que están casados de escucharnos decir:¡Silencio! o ¡Cállense! o ¡Ya está bien!
    Pues como yo también estaba harta de pelearme todas las mañanas para conseguir la calma, un día me planté y hablé muy seriamente con uno de los cursos. Les dije que comprendía lo cansados que estaban de oír tantas veces ¡Silencio! , hasta el punto de que para ellos esa palabra ya no tuviera mucho sentido. Pero les dije también que ellos tenían que entender que yo a veces necesito decirles algo importante y si me tengo que esforzar tanto para que se callen, me acabo enfadando y después vienen los problemas. Así que les pedí que, por favor, buscasen entre todos una palabra para que , cuando yo la pronunciase, significase que todos rápidamente que se tenían que callar. En las dos clases que hice el experimento eligieron “esternocleidomastoideo”, pero cuando vieron que no tenía problemas para pronunciarla, la cambiaron por otra que sonase mejor:”mediodía” y “Ornitorrinco”
    Y ahora ya no tengo que gritar. Cuando quiero hablar y ellos están despistados, pido silencio. Pero, si no funciona, basta decir me-dio-di-a para que ellos rápidamente se callen, se sienten y atiendan. Porque saben que esa es su palabra, es su elección. Es sorprendente hasta que punto el hastío puede hacer mella al alumnado. Mis alumnos no se callaban porque estaban hartos de que todos les gritasen ¡Silencio!

  18. Ricardo said

    Queridísima amiga: en primer lugar, “te presento mis respetos”. En segundo lugar, muy bien por “hacer tus deberes”. En tercer lugar, muchísimas gracias por compartir tu experiencia tan peculiar y original. Te imagino diciendo bajito y a sílabas lo de “Me-dio-dí-a” u “Or-ni-to-rrin-co”. Lo dicho: muchas gracias por tu participación. Un besiño.

  19. Manuel said

    Soy Manuel, compañero de Juanjo en un instituto de secundaria del Polígono Sur de Sevilla ( que imagino conocen sus peculiaridades y problemática social muchos de los claustrales). La experiencia que quiero compartir con ustedes ya dimos cuenta de ella en nuestro Blog de Coeducación “Iguales en las Tres Mil ( Link en mi nombre). Está vinculada a la practica artística como forma de intervención social, en este caso referida al medio ambiente y la diversidad, entendida ésta en sus múltiples facetas: culturales, biológicas, geográficas, etc. Como sería largo de reseñar aquí remito al post original y a la presentación enppt que recogió los mejores momentos e imágenes de aquella experiencia:
    Árbol de la ciencia, la vida y la diversidad”

    Creo que ha sido una buena elección hacer partícipes a alumnos y padres en este CIO. Hay experiencias verdaderamente maravillosas.

    Un cordial saludo.

    Manuel.

  20. Oye, Manuel, me he puesto a ver la presentación de tu experiencia y yo no sé si es Slideshare. la red de Ono, las horas o mi edad, pero me cuesta mucho verla. Cada dos diapositivas sale la rueda dando vueltas. Me he parado en la 32 y esto va contra el derecho inalienable de la curiosidad ¿cómo me duermo yo ahora sin verla completa? ¿Habría manera de hacer con ella un vídeo, ponerle la música de Triana y colgarlo en youtube, o convertirlo en una película flash? Yo me presto voluntario si me pasas los archivos. Saludos.

  21. Manuel said

    ¡¡ Hombre Pedro !! Pues no sé que ocurre, ciertamente el slide tarda un poco en cargarse. La presentación original tenía música de Triana y Bebe. Voy a intentar pasarla a vídeo, aunque ahora estoy liado. Veré mañana. Pero para que no te quedes a dos velas, te paso otra presentación y otra bonita experiencia educativa, de la que también pusimos la presentación y éste vídeo de la misma. Se llamó Zafarracho y consistió en pintar entre toda la comunidad ( alumnos, conserjes, padres y madres, profes,…) todas las aulas de colores y hacer limpieza general en una jornada festiva y colorista. Invito por supuesto atodos aquellos y aquellas claustrales que quieran verla.
    Un cordial saludo.
    Manuel.

  22. ¡plas, plas, plas, Manuel! Me encantan el vídeo, qué le voy a hacer, yo sé que es como una presentación, pero la visión cinematográfica me gusta, con sus toques de humor y su música. Había leído lo del zafarrancho en los comentarios del árbol. Y gran poder de convocatoria.

    Hace unos años, hicimos en Nueva Isleta (mi antiguo IES) una experiencia parecida, algo más plástica, porque se trataba de pintar y luego dibujar murales, más espaciada, porque duró meses, más incompleta, porque algunas aulas no se terminaron, y más agotadora para mí. A lo mejor si encuentro fotos y tiempo la comparto. Saludos.

  23. Ricardo said

    Entre abril y mayo del 2.007 quise saber de un buen amigo al que le perdí la pista muchos años atrás. Fue así como llegué al blog “Efervescente2h” y como recuperé con él el contacto y la amistad. Pasar de “Efervescente” a “Iguales” era el siguiente paso inevitable.

    Manuel: yo ya conocía la maravillosa experiencia que describes porque sigo asiduamente vuestro blog. Maravillosa, digo, y especialmente meritoria si se tiene en cuenta el contexto social en el que se lleva a cabo (cualquiera que sea de Sevilla, conoce la realidad de las 3.000 Viviendas). Por eso, en un artículo de mi antiguo blog en apoyo de Juan José (a principios de junio de 2.007), dedicaba un párrafo a la labor de los/as docentes del IES ANTONIO DOMÍNGUEZ ORTIZ:

    `Licenciado en Bellas Artes y en Filosofía, Juan José Muñoz es docente en el IES ANTONIO DOMÍNGUEZ ORTIZ del barrio conocido como “Las Tres Mil Viviendas” de Sevilla. Si alguien desea conocer los problemas de este barrio con un alto grado de marginalidad encontrará amplia información con sólo llevar su nombre a la barra de búsqueda de Google. Quien es de Sevilla, sabe de algún modo u otro de la realidad diaria del mismo. Allí, en pleno barrio, un grupo de profesores y maestros de enseñanza secundaria luchan diariamente por enseñar no sólo un temario, sino, lo que es más importante, unos valores morales y unas normas sociales adecuadas, como diría Aristóteles “a un ciudadano cabal”.´

    Vuestro trabajo nos llena de ilusión. Gracias por compartirlo aquí con todos/as nosotros/as. Me ha recordado, en espíritu, al tema del corto de animación “El hombre que plantaba árboles” (adaptación al cine de la novela corta del mismo nombre de Jean Giono). Hablando de experiencias docentes, recomiendo la difusión de esta peliculita entre el alumnado de nuestros centros.

    http://es.youtube.com/watch?v=8oJMhYT6YY4

    http://es.youtube.com/watch?v=5cB1bHEL-oM&feature=related

    http://es.youtube.com/watch?v=BInxJq4RNmg&feature=related

    Un abrazo.

  24. Manuel said

    Soy Manuel nuevamente.
    Pedro: estaré encantado de ver esas fotos. El video es una transcripción literal de la presentación original, aunque con una merma evidente en la calidad de las imágenes y sobre todo en los textos, que resultan , a veces ilegibles. En fin.Procuraré enviarte comprimida la presentación original del “Arbol de la Ciencia, La vida,…” ya que ocupa bastante para enviarla en bruto.Por cierto, Lástima lo de la Red Social, con el trabajo que habías invertido. Estamos a merced de los vainenes de nuestros servidores.

    Ricardo: Gracias. Estoy al tanto de tu recuperada amistad con Juanjo y del apoyo incondicional que nos has prestado en los días difíciles que nos tocó vivir y capear. De hecho, el proyecto del árbol era una forma de decir: “eh, aquí en las Tres Mil hay vida, hay color…a pesar de las sombras y del empecinamiento de la administración”. No conocía el corto, aunque sí la novelita que me encantó cuando la leí. En el fondo era la idea: sembrar para crecer,porque a fin de cuentas, cultivo y cultura tiene la misma raíz… ¡¡pero qué le voy a decir a un profesor de griego !!
    Un cordial saludo a ambos.
    Manuel.

  25. Marina said

    Hola soy Marina, estudiante de la Facultad de Comunicación.
    Hay algo que creo que es importante para que los alumnos aprendamos más y mejor.
    Participar en clase. La mayoría de los alumnos o se niegan dar su punto de vista, o tienen miedo a las críticas de los profesores, sienten que harán el ridículo hablando.
    Yo he pasado por ello en el colegio y sigo sufriéndolo en la Facultad, con algunos profesores.

  26. Ricardo said

    Muchísimas gracias, Marina, por tu comentario y participación. Tiene más mérito viniendo de una alumna. Eso queremos: que el alumnado nos haga críticas constructivas para aprender de ellas. Un saludo muy cordial.

  27. Juanjo said

    Ufffff… Casi que me ruborizo al leer lo de arriba. En cualquier caso, muchísimas gracias amigo. Marina, me encanta verte por aquí.

    Más que comentar alguna experiencia, haré un “meta-CIO” si se me permite. Percibo, en general, poca reflexión seria sobre lo que hacemos en las aulas, sobre las experiencias. Simplemente, “esto funciona” o “esto no” es lo normal, y creo que es tan breve como poco serio. ¿Por qué funciona algo? ¿Qué es que una experiencia “funcione”? O sea ¿qué entendemos por “funcionar”?

    Me interesa mucho más esta perspectiva, que nos aparta de las “recetas” irreflexivas y de las imitaciones y trasplantes de experiencias que creo que conducen a poco, y que muchas veces generan frustración, porque lo que funciona en un sitio, en otros posiblemente no. No quiero recetas, creo que ganamos todos mucho más si pensamos sobre clases normales que si nos entretenemos con estrategias extraterrestres. Entrar bien predispuesto al aula, tener las máximas expectativas depositadas en los alumnos, usar el sentido del humor, amar a los alumnos, disfrutar con este trabajo, apostar por agrupamientos heterogéneos por encima de las clasificaciones-guetos por niveles, dialogar por sistema sin alzar la voz… ¿Son “experiencias”?

    Saludos a todos/as.

  28. Aparte de la experiencia que comentaba a partir de la de Manuel, la de dejar a los alumnos que elijan lo que quieren y transformen las paredes de sus aulas, estos días le vengo dando la vuelta a algunas más, que intentaré contar sin liarme mucho.

    La primera se llamó “Échanos un cable” y es inevitable que recuerde emocionado a Carmelo, compañero en el IES Nueva Isleta, fallecido el año pasado. Allá por el año 1998 apenas existía informática en los centros. Algún lento ordenador “personal” perdido en algún departamento, y los de el “aula de Informática”. Carmelo, este sonriente y dinámico profe de matemáticas,, había conseguido enlazar en red aquellos ordenadores y consiguió conectarlos a Internet. Aquella vez nos enganchó a algunos profes y alumnos del centro en el proyecto “Échanos un cable”, de ámbito nacional. El ministerio nos daba los materiales (cables, puntos de red, canaletas) y nosotros montábamos la red. Así que, guiados por el hábil Carmelo, subidos a pupitres y a escaleras, taladro en mano, alumnos y profesores fuimos tendiendo cables de red desde el aula de informática a otras aulas, a la Biblioteca, a los Departamentos. En una tarde quedaron más o menos puestas unas canaletas que, como arterias y venas dotaron al centro de la posibilidad de conectarse entre sí y a Internet desde distintos sitios. Carmelo, cansado como nosotros, sonreía esa tarde. A mí me gusta recordarlo así.

    Saludos

  29. Para quienes quieran ver el, mencionado por Ricardo, cortometraje “El hombre que plantaba árboles” del canadiense Frederic Back, basado en el cuento de Jean Giono, lo acabo de subir a Internet en le Aula>/a> o en donde lo encontré, en Google Video>/a>.
    Saludos.

  30. Ricardo said

    Muchas gracias, Pedro. Hace aproximadamente un mes, aproveché que estaba de baja la profesora de lengua de un grupo de conflictivo de 1º. de E.S.O., les puse la película y después hicimos un debate (guiado, claro). Les encantó y algo aprendieron ese día, digo yo. También la he visto con el alumnado de 2º. de Bachillerato. Un abrazo.

  31. Montse said

    Hola a todos/as los/as participantes en el CIO, ¿qué tal?, ¿cómo va la vida? La mía anda liada con varios asuntos pero no me había olvidado de mi claustro favorito, así que aquí me tenéis.

    Bueno, a lo que vamos. Lo que a mí me ha funcionado siempre con los alumnos y alumnas es ser aténtica, clara, transparente y tratarles con la dignidad que se merecen. Para ello hay que hacerles saber que más allá de los resultados académicos son personas valiosas. Además, creo que hay que hablarles con el corazón y dejar que ellas y ellos también te hablen con el corazón. En definitiva, se trata de convivir y no sólo coexistir. Y, como en toda convivencia, surgirán conflictos, conflictos que se acabarán solucionando porque el afecto está por encima de todo. Tratar de hacerles ver que pueden confiar en ti y que tú también confías en ell@s.

    Otra cosa que creo importantísima, sobre todo en la ESO, es proponer tareas y exámenes asequibles. Garantizar que los alumnos y alumnas que trabajan, que se esfuerzan, que son responsables, que son puntuales, que hacen los deberes… van a aprobar. De nada sirve mucha palabrería si luego sólo damos la opción de aprobar a los/as inteligentes. En la ESO, para mí, eso es injusto. Estamos aferrados al igualitarismo, a tratar a todo el mundo igual, a que todo el mundo aprenda lo mismo y eso no es justo. Hay que exigir de cada uno según su capacidad y dar a cada uno según su necesidad si no es así estamos perpetuando una escuela sólo para algunos/as que además no necesitan de nosotras/os las/os docentes.

    Y, yendo ya a experiencias concretas, lo que siempre me ha funcionado es la organización de viajes escolares. A través de la organización de dichos viajes hemos fomentado el trabajo, la responsabilidad, el compromiso, el esfuerzo. Y una vez en el viaje, la convivencia, el conocernos como personas y no solamente como profes o alumn@s. He organizado 3 viajes a Tenerife, 1 a Mallorca y 1 a Madrid (el de Valsaín del año pasado fue mini viaje de 2 días y medio pero también podríamos incluirlo). Y del que me siento más orgullosa es del viaje a Madrid con los chicos y chicas de diversificación. Y me siento orgullosa por:
    1) Trabajamos todo lo que pudimos para sacar dinero porque el objetivo es que ningún chico ni ninguna chica se quedar sin ir al viaje por no tener dinero. Había alumnos en condiciones económicas muy malas, pero fuimos tod@s.
    2) Durante los 5 días que estuvimos en Madrid conseguimos hacer cosas que para algunos chicos era la primera vez: ir al cine, ir a un musical, ir a un museo, ir a una facultad, montar en metro, al aeropuerto, al congreso de los diputados, pasear por las calles de madrid…
    3) Convivimos como una gran familia
    4) Los chicos y las chicas tuvieron un compartamiento ejemplar, incluso en el hostal nos felicitaron.

    Y, antes de terminar, como no todo siempre es idílico, una práctica que trato de corregir pero que no acabo de corregir del todo es la de “entrar al trapo”. Hoy mismo lo he hecho, cuando protestan por algo, trato de justificarme, de explicarles por qué, cuando lo que tendría que hacer es escuchar pacientemente lo que dicen y decirles yo no lo veo como me decís pero trataré de reflexionar y pensar a ver si estoy equivocada. Pero no, muchas veces entro al trapo y me encuentro como una quinceañera enzarzada en una discusiónm, ¡ay mi sangre caliente! jajaja.

    Saludos, Montse

  32. Ricardo said

    Una de las ideas que estaba en mi cabeza con la constitución del C.I.O. era la de poder compartir experiencias y cambiar impresiones con profesores/as que “hablasen mi mismo idioma educativo-pedagógico” y yo el de ellos/as. Y esto no quiere decir que tuviéramos que estar de acuerdo en todo, sino que compartiéramos una visión y espíritu de la Educación similar.

    Especialmente, para no sentirme un extraño cuando se defienden ciertas ideas que no casan con la filosofía de otro sector del profesorado, ideas que han surgido a lo largo de nuestros debates.

    Cuando hablo de “compartir un mismo idioma educativo-pedagógico”, me refiero a la plena identificación que siento, por ejemplo, con el segundo párrafo de la intervención de Montse.

    Quisiera entroncar también con otra idea de Montse: sobre la aceptación de las críticas y sugerencias del alumnado a nuestra tarea. Y sobre esto, me gustaría dejar un enlace a un artículo de mi antiguo blog en el que presentaba un cómic de profes y alumnos/as llamado “Ocirino o los 5 juicios” (creo que el cómic se puede trabajar en el aula con nuestros/as alumnos/as). En él, los/as niños/as constituidos en el Tribunal Ocirino, juzgan hasta en 5 ocasiones a sus profesores, resultando éstos siempre condenados.
    ¿Cuál sería nuestra condena si fuésemos imputados y juzgados por el Tribunal Ocirino? ¿Seríamos absueltos de toda culpa o condenados? Su autor lo creó como “…un toque de atención a nuestras conciencias”
    Yo, lo tengo claro, a mí (como jefe de estudios de mi insti), me condenarían como al Sr. Cañete, el de la hora y la puntualidad.

    ¿Y a ti? Un cordial saludo a todos/as.


    http://blogs.ya.com/griegoantiguo/c_62.htm#comment_1

  33. Ricardo said

    Al igual que a Montse, las experiencias más enriquecedoras que he tenido en mis años de docencia han sido las salidas extraescolares. Pero, recogiendo, la reclamación de Juan José de una mayor reflexión sobre esas experiencias, quisiera explicarlas y no sólo describirlas.

    Creo firmemente en las salidas extraescolares por muchas razones, algunas de ellas son éstas:

    1-El alumnado puede aprender muchísimo más en una de éstas que en un curso entero en el aula.
    2-El profesorado puede aprender muchísimo más en una de éstas que en un curso entero en el aula.
    3-Permiten una relación diferente entre el profesorado y el alumnado y posibilitan un marco de convivencia personal y humanamente enriquecedor.
    4-Se rompe la rutina y son altamente motivadoras.
    5-Se aprende disfrutando.
    6-Aportan más autonomía, madurez, sentido de la responsabilidad y capacidad de reflexión a sus participantes.
    7-Etc, etc, etc.

    En la Comunidad de Canarias, existen para los centros de Primaria y Secundaria lo que se conocen como “Proyectos de Mejora de Centros”. Los hay de varias categorías, siendo dos de ellas las de “Actividades complementarias” y “Actividades extraescolares”. Los Proyectos de Mejora que cada centro presenta en sus distintas modalidades deben ser aprobados por una comisión de los Centros de Enseñanza del Profesorado, que decide también si se otorga subvención económica o no a ese proyecto.

    Desde hace dos cursos escolares, tres compañeros/as de otros departamentos (Geografía e Historia, Latín y Griego) y yo mismo, como coordinador del proyecto, hemos presentado uno llamado “Mito, Historia, Arte y Herencia Clásica de España”, dirigido al alumnado de 2º. de Bachillerato de la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales o al alumnado de otras modalidades que tenga materias optativas afines a los objetivos del proyecto. Nos los aprobaron y nos otorgaron subvención económica en este curso y en el anterior.

    Algunos de los objetivos del Bachillerato expresados en el artículo 5 del BOE nº. 42 de 18 de febrero de 2004, concretamente los objetivos b, c y k se refieren al afianzamiento de las iniciativas personales, al conocimiento de nuestra historia actual a través de sus antecedentes históricos y principales factores evolutivos, y al desarrollo de la sensibilidad artística y del criterio estético. Materias de 2º. de Bachillerato como Historia del Arte, Latín II, Griego II, La Mitología y las Artes y Geografía (todas ellas complementarias e interdisciplinares) abordan en sus objetivos particulares aspectos como el conocimiento, valoración, apreciación y disfrute del patrimonio histórico-artístico en su singularidad, en su evolución y en su transmisión. Además, se insiste en la toma de conciencia de la herencia y el legado que diferentes culturas históricas han aportado a nuestro mundo actual. Se trata, por tanto, de rastrear las huellas dejadas, a lo largo de más de 2.500 años, por los pueblos que han escrito la historia de España: griegos, romanos, celtas, íberos y árabes, hasta nuestra cultura actual. Con estas líneas maestras, afirmamos la importancia para el alumnado de Bachillerato de conocer de primera mano una buena parte de nuestro patrimonio histórico-artístico que, por otro lado, no está representado en la Comunidad Canaria: el arte griego, romano, ibérico, islámico, gótico, plateresco, etc. El acceso a estas manifestaciones histórico-artísticas, y a otras muchas, reforzará de forma práctica los objetivos a los que se ha hecho mención, mostrando una dimensión diferente de lo aprendido en el aula.
    El proyecto propone un recorrido cultural complementario y de refuerzo educativo. Un salto del aula a la ciudad para hallar en ella los contenidos curriculares de algunas materias. Una experiencia única para el alumnado que consiste en
    un viaje de 5 días visitando algunos de los monumentos y museos más importantes de España: el gran conjunto monumental de Sevilla (Catedral, Giralda, Palacio Arzobispal, Palacio de San Telmo, Universidad, Ayuntamiento, etc) y su Museo Arqueológico; el conjunto monumental romano y el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida (Badajoz); la mezquita-catedral de Córdoba; Alhambra, Palacio de Carlos V y Generalife en Granada; el Museo del Prado, Museo Thyssen, Centro de Arte Reina Sofía y Museo Arqueológico en Madrid.

    Algunos de los objetivos que nos propusimos fueron

    -Identificar y valorar las principales aportaciones de diferentes culturas como instrumento transmisor.
    -Comprender y valorar los cambios en la concepción del arte y la evolución de sus funciones sociales
    a lo largo de la historia.
    -Entender las obras de arte en su totalidad como exponentes de la creatividad humana, susceptibles de
    ser disfrutadas por sí mismas y valoradas como documento testimonial de una época y cultura.
    -Utilizar diferentes metodologías para el estudio de la obra de arte, que motiven su conocimiento racional
    y desarrollen la sensibilidad y la creatividad.
    -Realizar actividades de documentación e indagación de campo sobre determinados aspectos de la Historia del Arte.
    -Reconocer y diferenciar las manifestaciones artísticas más destacadas de los principales estilos del arte occidental, situándolas en el tiempo y en el espacio y valorando su pervivencia en etapas posteriores.
    -Conocer el lenguaje artístico de cada una de las artes visuales y reforzar la terminología específica, utilizándola con precisión y rigor.
    -Conocer, disfrutar y valorar el patrimonio artístico y contribuir a su conservación como fuente de riqueza y
    como legado que debe transmitirse a las generaciones futuras.
    -Contribuir a la formación del gusto personal, a la capacidad de disfrutar el arte y a desarrollar el sentido
    crítico, aprendiendo a expresar sentimientos propios ante las creaciones artísticas.
    -Reconocer y valorar algunos elementos de la herencia clásica grecolatina que permanecen en el mundo actual.
    -Apreciar las contribuciones del mundo clásico como elemento integrador de diferentes corrientes de
    pensamiento y actitudes (éticas y estéticas) que conforman el ámbito cultural europeo y universal.
    -Comprender a través de la pervivencia de la mitología grecorromana en el mundo de hoy que nuestra civilización actual occidental es heredera de la Cultura Clásica.
    -Descubrir en el entorno local aspectos y elementos procedentes de la mitología clásica y valorar su influencia en las diferentes manifestaciones de nuestra cultura.

    ¿Por qué pensamos que un viaje de estas características es importante para el alumnado y profesorado?

    Razones curriculares:

    -Porque en él se cumplen varios de los objetivos curriculares del currículo general de Bachillerato y también, particularmente, de las materias: Historia del Arte, Historia, Geografía, Latín, Griego y La Mitología y las Artes.
    -Porque el alumnado tiene acceso “en vivo y en directo” a contenidos de las materias citadas y de la P.A.U. Es decir, no es lo mismo ver en clase una diapositiva de la Alhambra que estar en la Alhambra, por poner sólo un ejemplo.
    -Porque el alumnado y el profesorado aprenden más en esas visitas que en un curso entero dando clases en el aula y escuchando los sermones al uso.
    -Porque fomenta la madurez intelectual y personal del alumnado y del profesorado.
    -Porque se estudia y aprende en un enfoque multidisplinar y de conjunto.
    -Etc, etc, etc.

    Razones no curriculares:

    -Porque para algunos/as alumnos/as es la primera vez de muchas cosas: viajar, subir en un avión, ir en metro, viajar en tren de alta velocidad, administrar su propio dinero.
    -Porque fomenta la responsabilidad personal.
    -Porque para la mayoría del alumnado de Canarias es la primera vez en ver el patrimonio cultural romano, ibérico, islámico, etc.
    -Porque para la mayoría del alumnado es la primera vez en visitar un Museos Arqueológicos y pinacotecas.
    -Porque hace que profes y alumnos/as convivamos de una manera diferente, porque nos humaniza y nos acerca.
    -Porque es divertido y nos reímos un montón.
    -Porque hemos salido juntos de marcha y hemos visto en La Carbonería (Sevilla) un espectáculo de cante y baile flamenco que les ha encantado.
    -PORQUE HEMOS COMPARTIDO LA VIDA JUNTOS PROFES Y ALUMNOS/AS.

    Y para terminar, algunos enlaces que dan una muestra gráfica de nuestros proyectos:

    http://blogs.ya.com/griegoantiguo/c_25.htm#comment_1

    http://blogs.ya.com/griegoantiguo/c_32.htm#comment_1

    http://blogs.ya.com/griegoantiguo/c_76.htm#comment_1

    https://griegoantiguo.wordpress.com/2008/02/11/historia-arte-y-herencia-clasica-de-espana-resena-breve-de-nuestro-proyecto-y-viaje-cultural/

  34. No sé si os habeis dado cuenta, supongo que sí, pero voy a dármelas de listo, la mayoría de experiencias docenes positivas que mencionamos son extra-escolares, fuera de las aulas y hasta fuera del horario escolar habitual.

    Otro factor a notar es que son experiencias sociales y personales, la línea entre docentes y discentes se diluye y aparecen otras experiencias.

    ¿Nadie recuerda una experiencia en clase que fuera positiva? Y no cuenta parar la clase y comenzar a hablar de otros temas de tú a tú con el alumnado.

    Mi hija está este año en primero de primaria. Ya sabe de explicaciones en pizarra, tareas, dictados, subrayar y comentar lo leído, notas, correciones y castigos. Me digo a mí mismo que en un año ya tendrá la experiencia básica de aula que repetirá, más o menos variada, durante… 10 años!

    Si como tú dices, Ricardo, un alumno puede aprender en una experiencia lo que en un año en el aula, bastarían diez viajes para construir su formación. ¿No sería cuestión de pensárselo? ¿o la función que la sociedad demanda de los centros educativos no es específicamente educativa? Y si eso es así, ¿a que vienen estadísticas, fracaso escolar, objetivos educativos? ¿No habría que repensar la escuela?

    Saludos

  35. Juanjo said

    Muy buena observación, Pedro, muy buena. Tu comentario, enterito, no tiene desperdicio. Casi que me dan ganas de copiarlo para un post, pero seré bueno, o malo, y no lo haré ;)

    Saludos

  36. Juanjo said

    Algo más. Me recordaba el comentario de Pedro una parte de algo que dijo John Taylor Gatto y que más de una vez he pensado:

    Es absurdo y anti-vital ser parte de un sistema que te obliga a sentarte en lugares recluidos para gente de la misma edad y clase social que tú. Ese sistema te aparta radicalmente de la inmensa diversidad de la vida y de las sinergias de la variedad, de hecho te castra tu propio ser y futuro, acoplándote a un presente continuo de igual forma a como lo hace la televisión.

    Es absurdo y anti-vital ser parte de un sistema que te obliga a escuchar a un extraño leyendo poesía cuando lo que realmente quieres es construir casas, o sentarte a discutir con un extraño sobre la construcción de casas cuando lo que realmente quieres es leer poesía.

    Es absurdo y anti-vital moverte de aula en aula al sonido de una sirena durante todos los días de tu infancia natural en una institución que no te permite ninguna privacidad y que incluso te la quita en el santuario de tu propia casa pidiéndote que hagas tus “deberes”.

    Quizás por eso, las experiencias que comentáis, las exitosas, tienen que ver con que la escuela deje de ser la escuela que es. Y por supuesto que hay que repensarla, Pedro, y lo que es mejor, rehacerla, o deshacerla definitivamente.

    Saludos.

    P.D.: No sé, Chelucana, si tildarás todo esto de para-CIO. Creo que sea meta, para o por, no se sale del tema ;)

  37. chelucana said

    Buenas noches a todos,

    A pesar de las horas y de mi renovado dolor de cabeza, tan solo intervengo para comentar que comparto el mismo “vicio” que Montse. El de “entrar al trapo” ante las alusiones-provocaciones de Juanjo :-) ¿O será una forma de animar la participación? ;-)

    Soy la primera que me salgo de la fila junto a John Taylor Gatto y algunos otros de su “calaña” http://www.kindsein.com/es/5/50/171/?ST1=Full_text&ST_T1=Article&ST_PS1=2&ST_AS1=0&ST_LS1=0&ST_max=1 y me temo que la mayoría de los miembros de este claustro también. Y no he desescolarizado a mis hijas para educarlas en casa, porque el Sr. Director de su cole creo que cree que no estaría bien visto, aunque mantenga en parte mi punto de vista.

    También comparto con Montse, o hemos compartido, profesor de filosofía, aunque ella en la Universidad y yo en el Instituto.

    Mi querido profesor, daba clases de Filosofía y nada más. No me fui de viaje de fin de curso, ni recuerdo que hicieramos ninguna actividad extraescolar con él. Sin embargo, sentía un profundo respeto por sus alumnos y alumnas, respeto que era correspondido, nos quería de verdad, esperaba mucho de nosotros/as y nos alentaba a explorar sobre nuestros propios intereses cuando nos mostrábamos abatidos/as ante un futuro más o menos oscuro. Además de todo eso, nos enseñaba Filosofía y muy bien. Unas veces en el aula, otras en las gradas de los patios de deportes, y alguna vez más en un parque próximo a nuestro Insti. No había ninguna razón especial para hacer aquello, eramos “buenos” alumnos/as. Pero lo hacíamos. Hablábamos de Filosofía sentados en el cesped, disfrutando de la primavera. Fue, sin duda, un referente importante para todos los compañeros de mi promoción. Era capaz de sacar lo mejor de cada uno/a. Nuestros debates y reflexiones escritas dentro del aula, especialmente las de los alumnos más “rebeldes” o “más molestos”, podíamos leerlas publicadas en sus libros poco después.

    Al año siguiente, la clase de COU-A no tuvimos la suerte de tenerle como profesor. Sin embargo, vio como su grupo de COU-B se llenaba cada día de alumnos “ajenos”. Cada vez que nos encontrábamos por los pasillos, intercambiábamos saludos, pero también besos y abrazos efusivos, sin temor a que nadie sospechara intenciones perversas en ese profesor “demasiado cariñoso”

    ¡Ah! Por cierto. También recuerdo que pintamos las aulas en 1º de BUP. Y dibujamos murales en la pared del fondo de cada aula. Lo pasamos muy bien y creo que fue una experiencia que contribuyó, sobre todo, a desarrollar mayor cohesión en y entre los grupos.

    ¡Pero todo esto forma parte de la prehistoria y la realidad educativa a cambiado mucho! ¿O no tanto?

    (Continuo en otro comentario)

  38. chelucana said

    Y ahora que me he animado, me quito el traje de estudiante adolescente para ponerme el de ex-formadora de formadores y responder a las reflexiones de Juanjo en su comentario “meta-CIO” (nº 27 “Ufff…”).

    Si las “recetas” no son la solución porque no funcionan en todas las situaciones ni para todos los docentes, porque no son extrapolables, ¿cómo se consigue generar esas actitudes que propone Juanjo en los educadores?

    “Entra bien predispuesto al aula”. Puedo hablarles a los participantes de mis cursos (aspirantes a formadores/educadores/docentes) acerca de las actitudes y comportamientos pedagógicos del formador, y pedirles que entren al aula pisando moqueta, que se visualicen previamente rebosantes de energía, pasión, positivos y brillantes en su tarea. Pero si no me ven cada día entrar al aula con esa misma actitud, difícilmente se creerán lo que les digo que deben hacer.

    “Tener las máximas expectativas depositadas en los alumnos”. Puedo explicarles que los alumnos cuentan con un bagaje de experiencias, conocimientos previos y herramientas muy útiles y que deberán guiarles en el descubrimiento de todo lo que saben y enriquecerse, asímismo, de las experiencias del grupo, sin dirigir su proceso de aprendizaje. Pero si no me aplico la contención, la mesura en mis indicaciones, y no limito mis intervenciones a unas breves y sencillas instrucciones, dando prioridad a la participación del grupo, difícilmente van a creer que ese tipo de aprendizaje sea posible.

    “Usar el sentido del humor”. Puedo decirles a mis alumnos-docentes que el sentido del humor permite tomar distancia de los problemas y enfrentarlos sin dramatismo, trivializar los errores, descargar tensiones y amortiguar el estrés, proporcionar el entorno adecuado para la generación de ideas y el pensamiento creativo, hacer la vida más agradable,… Pero si no me ven utilizar el humor durante mis sesiones, para estos y otros fínes, difícilmente confiarán en las “cualidades pedagógicas” del sentido del humor…

    Tal vez las experiencias “contadas”, o las “recetas”, no sean útiles para “trasplantar” de un contexto a otro, pero sí creo que las experiencias “vividas” y cuyos resultados hemos observado y comprobado que eficacia, sí que son imitables. De hecho, estoy segura que cada uno de nosotros construímos nuestro propio modelo docente, en cierta medida, a partir de referentes que tratamos de “imitar”.

    Respecto a “amar a los alumnos” ¿y demostrárselo, no? Os puedo contar que en todos mis cursos (ya fueran de un día, una semana, tres meses o un curso académico, para directivos, recien titulados o desheredados de la tierra,…) siempre he sentido la necesidad de “cerrarlos” de la misma manera:

    – Haciendo una evaluación-valoración final POSITIVA de mi vivencia personal en el curso. De la evolución del grupo, de las expectativas iniciales y los resultados conseguidos. De lo que me ha aportado la experiencia. De la satisfacción que me ha producido. Y después de ello. Pido que los participantes cuenten, al margen de la valoración formal y oficial, qué les ha aportado la experiencia.

    – Poniendo a disposición de los participantes un teléfono, e-mail o dirección de contacto.

    – Despidiéndome de cada persona, junto a la puerta del aula, con unas palabras de aliento, un abrazo, un beso. Esto, que inicialmente puede chocar a algunos/as, finalmente es recibido con agrado por todo el mundo. Nunca he percibido incomodidad o rechazo y, en caso contrario, habría actuado con cautela. Sin embargo, este ritual de despedida, me ha proporcionado, una oportunidad para reconciliarme con aquellos discentes “algo incómodos”, un último empujón para esos en los que he descubierto un gran potencial, una aproximación hacia los que se han mantenido distantes, para que sepan que he advertido su presencia o respetado su resistencia, un reconocimiento hacia los que me han dado la oportunidad de aprender de ellos, mi admiración hacia aquellos que han brillado y/o asumido su liderazgo dentro del grupo…

    No sé,… a estas horas, y después de varias interrupciones en mi discurso, creo que, en el fondo, esto que escribo nos son más que los desvaríos de una empedernida romántica…

    Buenas noches a todos/as

  39. Juanjo said

    Gracias por el enlace, Chelucana, es demoledor. Creo que, efectivamente, más de uno de los que andamos por aquí no andamos demasiado lejos de esa actitud. Ojalá hubiera tenido yo un profesor de Filosofía así. Del que tuve guardo recuerdos “perrunos” ¿verdad, Ricardo?

    Hablas de la “experiencia” de dar ejemplo ¿No Chelucana? Por supuesto que hay que demostrarlo todo, la teoría de poco, o nada, vale. Lo que me lleva a un regalito para Ricardo, de Borges: “Todas las teorías son legítimas y ninguna tiene importancia. Lo importante es lo que se hace con ellas”. Quizás eso. Y que mejore esa cabeza, Chelucana, sea romántica o no.

    Buenos días. Es un fantástico sábado de primavera y en Sevilla empezamos a tostarnos.

  40. Ricardo said

    Pedro: mantengo que en una experiencia (pongamos de cinco días) como la que describe Montse o la que describo yo mismo, un/a alumno/a aprende más que en cinco días de clase. Y no, no bastarían con diez experiencias para completar su formación. Desde 1º de E.S.O. hasta 2º. de Bachillerato, un/a alumno/a puede pasar sin un solo viaje cultural. Así que si se multiplican éstos se multiplicaría su educación. Lo que haría falta sería uno, dos o tres viajes y salidas culturales, cuantos/as más, mejor. Dices: “¿No habría que repensar la escuela?” Y yo me quedo algo perplejo, porque creía que eso es lo que estamos haciendo muy humldemente en el C.I.O., pero con total convicción.

    Juan José: Me quedo con rehacer y repensar la Escuela, mejor que deshacerla.

  41. Ricardo said

    Estudié C.O.U. en un colegio privado religioso de Sevilla. La clase del C.O.U. de “letras puras” la constituíamos 63 alumnos/as…lo más parecido a estar como sardinas en lata que he conocido.

    La profesora de Historia de Arte era muy graciosa. Dictaba y dictaba apuntes mientras pasaba y pasaba diapositivas. Jamás explicó nada. Los/as alumnos/as nos dedicábamos a copiar apuntes apresuradamente y no nos enterábamos de nada. Una vez, J.J. y yo grabamos una clase en una minigrabadora, para pasar después los apuntes en casa y poder mirar las imágenes y enterarnos de algo, pero ese método no era muy asequible que digamos porque se invertía mucho tiempo después en tomar los apuntes. Incluso hubo compañeros que se organizaron para copiar unos y otros, a los que se les daba bien el dibujo, hacer un boceto de las imágenes. Jamás nos dieron ni siquiera un índice de imágenes o las propias imágenes para que pudiéramos saber de qué trataban los apuntes. Había que buscarse la vida en esa materia y ya está. Así fue todo el año. Insufrible. No sé cómo seguí queriendo matricularme en Bellas Artes, porque con tal profesora terminabas odiando el arte.
    A escasos veinte minutos de autobús desde el colegio se encontraba Itálica, ciudad romana, con su gran teatro y anfiteatro, su trazado urbano casi intacto, sus calzadas en magnífico estado…A un cuarto de hora caminando desde la clase, teníamos uno de los mejores museos arqueológicos de España, en el que nos hubierámos hecho una magnífica idea de la escultura y el mosaico romano. A otros veinte minutos en autobús tenemos una de las mejores pinacotecas de España: el Museo de Bellas Artes. Y el mayor conjunto catedralicio del mundo, con una catedral gótica, un patio de las abluciones islámico, una torre islámica conocida en todo el mundo. Al igual que tan cerca teníamos ejemplos palpables del barroco, plateresco y herreriano. A una hora y media en autobús teníamos la Mezquita-Catedral de Córdoba y a algo más de tres horas la Alhambra, el Generalife y el Palacio de Carlos V en Granada. A un par de horas, el teatro de Accinipo (Ronda), magnificamente conservado; y también las ruinas de Baelo Claudia (Bolonia). A media hora por carretera se llegaba a Carmona con su castillo almohade (hoy Parador de turismo), su necrópolis, sus murallas y torres romanas. En Mérida, a tres horas de camino, teníamos el maravilloso conjunto romano del teatro, anfiteatro, circo y el Museo Nacional de Arte Romano. ¿Sigo?
    En el examen de la tercera evaluación, en la parte práctica, nos pusieron entre otras una imagen: el Cristo de la Clemencia de Martínes Montañés, que se encuentra muy cerquita del colegio, en la Sacristía de los Cálices de la Catedral. Un amigo querido no sabía a qué correspondía aquella imagen y yo, que era un buen compañero, se lo soplé por supuesto (¿te acuerdas, J.J.?).

    He reflexionado sobre ésta y otras prácticas docentes. He pensado que, si puedo, si tengo la ocasión, el alumnado de mi instituto tendría la oportunidad de ver en directo los contenidos de esa materia (Historia del Arte) y de otras. Y me los he llevado de viaje dos años. Y han estudiado, fuera de la clase la historia del arte de otra manera distinta a la que yo y otros/as muchos/as tuvimos que hacerlo.

  42. Que yo no dudo, Ricardo de la importancia de la experiencia que nos comentas, aunque ya me la has rebajado a cinco días de clase :-O Prefería la comparación con un curso.

    De hecho creo, no soy experto, que el viaje a la Meca de los musulmanes (en la antiguedad, no ahora con chárters y autobuses) o la peregrinación de los monjes orientales constituían eso, un camino de aprendizaje, equiparable a sus propios estudios, sin que sin eso la formación estuviese completa. En Estados Unidos y otros países se concede a los que finalizan sus estudios un año sabático o un viaje al extranjero para aclarar su futuro. Por aquí se los sienta y sentará, me temo (a los más afortunados) otro año o dos en los pupitres de un máster, y a los menos en las listas del paro.

    Lo de repensar la escuela es una figura retórica, que seguro entienden ustedes mejor que yo, pero reconoce que, el que cuatro filósofXs, con todos mis respetos y admiración, y si no lo creen lean ésto, y algunXs aprendicXs reflexionemos aquí sobre la educación, no significa que a quien corresponda se lo esté pensando.

    Un ejemplo: por aquí se ha publicado un borrador del nuevo bachillerato. Pese a que hace años en las empresas y mundo real no se dibuja con escuadra y cartabón, y se trabaja con ordenador, cad y 3 dimensiones, estoy seguro que el currículo de Dibujo Técnico contendrá 15 temas dedicados a dibujar pentágonos, hexágonos y otras figuras nada retóricas, y muy poco de lo que se hace fuera. Otra reliquia del XIX en pleno XXI. Y si lo comentas en una reunión de colegas te miran entre irritadXs y asombradXs (o perplejXs, Ricardo). Supongo que en griego antiguo no habrá tantas “novedades” ;-).

    Y Juanjo, seas malo o bueno, puedes usar mi comentario como desees, seguro que en tus dedos será otra efervescente perla de abril o mayo.

    Y siento el tono general, tengo la tarde algo ácida, será el café… y la calor…

    “quien musho jabla, jabla,… poco jase, jase”.

  43. Juanjo said

    ¡Eres, si me permites, un fantástico mamoncete! Joder, ¿éramos 63? Yo apenas recuerdo el nombre de quince… Si Doña Gusiluz te leyera te suspendería retroactivamente, jejeje. Por supuesto que me acuerdo de aquel “soplido”, y de más de uno en Latín, que, me perdonas, pero nunca me gustó del todo.

    Me ha encantado, muchas gracias por traerme recuerdos, amigo, aunque sean de aquella cárcel con curas en la que jamás nos hablaron de Nietzsche y Madonna (la cantante o bailarina, o lo que sea) parecía el demonio. Eres un monstruo, en el buen sentido ;) . Millones de gracias y un abrazo.

  44. Juanjo said

    Uys, Pedro, estábamos a la vez y publicaste antes tu comentario. Muchas gracias. Y si no quieres calos, vente a Sevilla, que se me están evaporando las neuronas.

    Saludos, besos, abrazos, estrechones de manos o lo que ustedes prefieran.

  45. Ricardo said

    Hablas, querido Pedro, del calor que hace en el sitio donde ambos estamos: imagínate en Sevilla. Para mí esto no es calor, sólo han subido un poco las temperaturas. Pero claro, yo soy sureño, de Sevilla, el lugar junto con Cádiz en el que más exageramos del mundo. Por tanto, tomaré tu “repensar la escuela” como una figura retórica, tanto como mi “año” debe tomarse como una exageración andaluza. ¿O tal vez lo mío no sea una exageración y tenga, por una vez, razón? Reconozco lo que dices, pero como el último “nivel de concreción curricular” (si es que aún existe eso) nos corresponde a nosotros/as los/as profesores/as… Que decreten lo que quieran, que digan lo que les dé la gana, que “curriculicen” como les apetezca (todo desde los despachos), que hasta que no nos metan cámaras en las aulas o nos sigan con detectives privados a Sevilla, Córdoba, Granada, Mérida, Madrid, Carmona, a la azotea del instituto, a nuestros parques, etc, etc, ya veremos nosotros/as qué hacemos. Un abrazo, Pedro y muchísímas gracias por animar el C.I.O. con tus agudas reflexiones.

    Juan José: ¡Coño! (con perdón) parece mentira que no te acuerdes de ciertas cosas…A mí lo único que me alegraba el ombliguillo aquel curso era tu amistad, la bella Conchi (aunque estuviera con el tío aquel alto, fuerte y guapo, que, por cierto, era de Tenerife) y otra rubia que había en otro grupo. ¡Y mi guitarra acústica!, que desde Semana Santa suena conmigo aquí en las Afortunadas. Un abrazo.

  46. Un saludo a todos los claustrales.

    Yo me planteo los actos educativos como una representación. Yo actúo. Soy el bufón, el que no sabe, el que pregunta, el que discute, el que argumenta, el que propone. Ideas, tonos, miradas, movimientos, preguntas, gestos o silencios están llenos de significados, son parte de los elementos que componen el lienzo, la representación donde todo converge: educador, educandos/as, cultura, institución, normas o Ley.

    Como norma general he tenido que trabajar más hacia las actitudes, valores o normas que sobre la transmisión formal de contenidos. Se trata de actividades educativas no formales pero si formalizadas. Nada se improvisa, todo esta planificado pero con márgenes y adaptándolo a la situación y contexto dado en el momento oportuno.

    Yo tengo que convencer a cada educando/da de cada una de mis proposiciones, tengo de argumentar y demostrar las ideas, conceptos, valores… La resistencia, rechazo y crítica inicial forman parte del proceso. Suelen establecerse situaciones de rechazo, de debate, de crítica, de argumentación, de conflicto, de reflexión y de aprendizaje. En general, haciendo bastante de payaso (humor), con rigor y estableciendo formas nuevas de comunicación con y entre los educandos se consiguen resultados significativos.

    Un ejemplo.

    He trabajado con personas (menores y adultos) con hábitos de comportamiento que podríamos considerar como negligentes o autodestructivos por las consecuencias que se derivan de los mismos. También, con personas que tienen una idea de ellas mismas muy negativa e infravalorada. También, con personas con una filosofía de la vida que podría resumirse, grosso modo, como: “la vida es una mierda”. Ante estos panoramas uno de los temas que trato siempre es el de la Vida, la vida digna, la dignidad, la vida como valor, la vida como experimento o la buena vida. Mis proposiciones no tienen rango de verdades absolutas sino de hipótesis para el análisis.

    Como una de mis tácticas consiste en intentar romper determinados prejuicios empiezo con un ejercicio bien simple pero con mucha carga conceptual, emotiva, creativa, motivadora y provocativa. Comienzo con la siguiente pregunta en el momento que considero más adecuado para impactar:

    ¿Cuáles son los valores más importantes según tu/vuestra opinión?

    Se van enumerando los valores que se consideran más importantes y se van apuntando en la pizarra a la vista de todos. Curiosamente, casi nunca, nadie dice la vida, la vida digna o la dignidad. Sólo en una ocasión me he encontrado con una persona que planteó la vida como valor de las muchas personas que han realizado el ejercicio en diferentes centros educativos. Si no valoras la vida, tú vida, entonces: “jiuston” tienes un problema (y los que te rodean, también). Si nadie plantea la vida como valor, en clave de representación, suelo dramatizar cómicamente la situación. Igualmente si lo plantea alguna persona. Si lo plantean todos o la mayoría es que me he equivocado de centro.

    Después, se dan por escrito diferentes definiciones, de diferentes diccionarios o enciclopedias, de conceptos clave (vida, dignidad, vida digna, destino, responsabilidad, libertad, elección y textos escogidos para la ocasión, básicamente, de reflexiones éticas).
    Trabajos por grupos, debates, lectura de materiales, videos, imágenes, esquemas, mapas conceptuales, chiste, refranes, películas, cómics…todo vale. A partir de aquí se trata de construir entre todos/as nuevas formas de comunicación, nuevas formas analizar la vida.
    Opinar, participar, leer, comprender, relacionar. Aprender a situarse y acomodarse en el propio contexto.

    Los resultados pueden llegar a ser espectaculares e imprevisibles. Me ha funcionado muy bien: las personas responden a este “toque de atención” hacia un tema que, por obvio, nos pasa desapercibido: la vida como valor. “El valor de mi vida” es un tema central para la educación que desgraciadamente no se suele tratar y cuando se hace se suele caer en biologismos y moralismos fundamentalistas.

    Mi objetivo elemental es dar, legar, transmitir parte de un patrimonio cultural que permita una mejor y mayor comunicación entre persona y entorno. Una mejor y mayor circulación social de los educandos. Se trata de dotar a los/as educandos/as con recursos personales para enfrentarse a sus propias necesidades.

    Cambiando el tercio.

    Tomar un café con leche o un refresco, ir a algún sitio (excursión, compras, cine…) con un grupo reducido (en mi experiencia) es el punto de inflexión del tipo de relación que se puede establecer con los/as educandos/as: forma parte de mi botiquín particular. Establecer momentos de comunicación de igual a igual y sin exigencias crea una relación nueva, diferente y siempre (casi) mejor. En esos espacios he podido solucionar conflictos que en los espacios formalizados no había podido solucionar o mejorar las relaciones en general. Llamarlos/las por su nombre, saludar, tocar, respetar, payasear o reírse son partes fundamentales de mi experiencia práctica. Desmasificar el trato y personalizar las relaciones siempre da buenos resultados.

  47. Montse said

    Chelucana: ¿Qué profesor de Filosofía hemos compartido? O me he perdido o no me entero. Porfa, dímelo.

    Juanjo y Pedro: He decrito viajes y actividades extraescolares porque son las más lúdicas. Pero, sinceramente, creo que en mi caso el trato con los alumnos y alumnas es el mismo en los viajes que en las clases. Creo que mi facilidad para conectar con ellos/as es que me muestro como soy y que no tengo miedo a que descubran que siento como ellos/as, que necesito que me quieran como les pasa a ellos/as, que me siento a gusto con ellos/as, que me gusta estar con ellos/as, que me gusta ir a clase. En definitiva, comparto mi vida con ellas/os, forman parte de mi vida, vayamos de excursión o estemos dando los juicios sintéticos a priori de Kant. Ahora bien, lo que no podemos negar es que son situaciones distintas, unas más atrativas que otras. De mismo modo, que en la vida misma, compartir una comida o fregar los cacharros son situaciones distintas, una más atractiva que otra pero ambas necesarias para vivir.

    Me he enrollado, pero lo que quiero decir es que -como un día le decía a Andriu- no podemos dejar fuera del aula el hecho de que somos personas, antes que profes o alumn@s.

    Abrazos, Montse.

    PD: Juan A. Pérez, ¿Cuándo puedo asistir a una de esas actividades que describes? ¿Aceptarías una invitación para desarrollar con mis alumnas/os alguna actividad de esas? Estaría encantada.

  48. chelucana said

    Bueno, Ricardo, antes de nada quiero dejar constancia de que leí y vi todos los documentos que enlazaste referidos a vuestro viaje de estudios. Didáctico, intenso, emocionante… Y ese vídeo fantástico en el que se percibe lo bien que lo pasásteis y todo el alma que pusisteis. ¡Enhorabuena! Porque esas son las experiencias que perduran toda la vida, aunque el tiempo borre de la memoria pequeños detalles como el número de alumnos de un aula, o qué fue de doña Gusiluz.

    Y como os leo muy alternativos, me pregunto si no será posible que nuestro sistema educativo actual se nutra de las otras escuelas de fuera del sistema, hacer que las escuelas libres penetren o formen parte de la escuela oficial, las pedagogías Waldorf o Montessori, o las escuelas Summerhill, Pestalozzi, Albany, Sudbury Valley School,… Lo digo por lo de repensar, rehacer o deshacer… Que ya hay muchas experiencias funcionando hace tiempo desde fuera del sistema y, tal vez, no haga falta más que tomar prestado.

    Besos

  49. chelucana said

    ¡Uy! Montse, nos hemos cruzado en el comentario. Pues no sé si lo he leído en alguno de tus post, lo he deducido o me lo he inventado… :-( Pero mi descripción de este profesor de instituto me consta que no se corresponde (por lo que me han contado) con el mismo profesor de universisdad. Es Carlos Díaz ;-)

  50. Montse said

    Es cierto, tuve a Carlos Díaz como profesor de Teodicea en 4º de carrera. La gente hablaba mal de él, pero yo no sé qué le encontraba que me gustó. Es verdad que las clases eran caóticas, creo que poco preparadas y que nos obligaba a comprar el libro que hubiera escrito ese año. Pero yo hice un trabajo a partir de la lectura de su libro YO QUIERO, que me encantó. Lástima que entonces no tuviera PC y no guarde ninguna copia, hice copia pero alguien me la pidió para copiar algo y no me la ha devuelto.

    No obstante, creo que el profe de universidad estaba ya muy alejado del profe de instituto, yo no lo percibí tan cercano como tú cuentas.

    Un saludo, Montse

  51. chelucana said

    Exacto, Montse. Te leí algo acerca de “Yo quero” y creo que lo deduje :-) Yo hablo del Carlos Díaz de hace 25 años. El único anarquista católico que he conocido. Profesor de instituto con vocación de maestro. Nos decía que le gustaría terminar su trayectoria trabajando como maestro, aunque al año siguiente se fue a la Complu. Y sí, las opiniones que recogí después sobre su labor docente y su asignatura (¿qué rollo, no?) se aproxima bastante a tu punto de vista. Y, qué curioso, al cabo de los años, mi marido acabó siendo profe de su hija pequeña. ¡Y volvimos a encontrarnos!

    Besos

  52. Montse said

    Chelucana: La hija pequeña de Carlos Díaz es Esthercita? Es que en clase siempre nos hablaba de que su hija Esther no le comía bien. Por eso te digo, que tenía cosas que lo hacían cercano e interesado por los/as alumnos/as como personas; pero, por otra parte, pasaba de todo. Quizá es que la Complutense no es un buen sitio para las cercanías. Yo, desde luego, si tuviera que volver a elegir universidad no elegiría la Complutense, elegiría otra más familiar.

    Un saludo,Montse

  53. Chelucana said

    Ja, ja, ja… ¡Me parto, Montse! Sí, es Esthercita. Nació cuando su padre ya era profesor universitario, así es que para mí sólo existían Esperanza y Carlitos :-)

    Creo que deberíamos dejar ya el chat o, de lo contrario, terminaremos aburriendo a los señores y señoras claustrales :-)) con nuestros chismorreos…

    Mis disculpas y un abrazo.

  54. Andriu said

    “Si es un perro te muerde” -que diría mi padre.

    Y es que acabo de darme cuenta (y al decirlo me suben los colores) de que… ¡ya está convocado el VIII CIO!

    Hace poco Montse me comentó algo del CIO pero no vi nada en los últimos posts del prolífico Ricardo y me extrañó. Ahora en un comentario reciente de Chelucana me he dado cuenta que de que vivo en la luna de Valencia.

    ¡Uff!

    Supongo que toca leer los 53 comentarios escritos hasta ahora…

    Me apunto a eso de que el plazo de cierre es hasta día 30 PRORROGABLE.

  55. Andriu said

    Me conozco, me lío, me conozco…

    Mañana es lunes y la cosa se lía y el tiempo no se encuentra ni de debajo de las piedras.

    Así que voy a hacer algo que no me parece muy correcto pero que prometo enmendar: intervenir sin haber terminado de leer los comentarios. Es tarde y me temo que si no lo hago ahora luego me voy a liar y voy a verme mendigándole a Ricardo una prórroga. Y el jueves me regalo un empacho de comentarios: los que he leído hasta ahora me hacen ver que aquí hay que coger papel y notas para que lo aprendido no se lo lleve el viento.

    Contaré una experiencia similar a la de nuestro anfitrión.

    También mi primer año de funcionario en practicas fue mi primero de docencia. Afortunadamente para mis alumnos, mi compañero de departamento se las arregló para que yo no cogiera ni una hora de filosofía. Daba a todos los niveles excepto 2º de ESO: Ética en 4ª, CTS en 2º de bachillerato (Ciencia, Tecnología y Sociedad) y Actividades de Estudio en 1º, 3º y 4º de ESO, aparte de en 1º de bachillerato.

    Esos alumnos se salvaron probablemente de unas clases magistrales soporíferamente eruditas.

    Mi compañero de departamento acertó en esto, aunque no sé si lo hizo pensando en los alumnos precisamente.

    El caso es que me hice un especialista en Actividades de Estudio, la “asignatura” alternativa a la religión, que ofrece una libertad para hacer casi cualquier cosa.

    Mi compañero de departamento era muy beato (y yo muy novato) y me convenció de que lo que debíamos impartir en las Actividades de Estudio que compartíamos (4º y 1º de bachillerato) era el programa de “Sociedad, Cultura y Religión”.

    Hice comprar a mis pobres alumnos un libro de texto para una asignatura que no evaluaba.

    Con uno de los grupos (el de 4º) la cosa me fue estupendamente. Saliéndote un poco del corsé marcado por el libro podían abordarse temas acerca de Dios y las religiones más o menos fascinantes: el por qué de las religiones, la muerte, las demostraciones de la existencia de Dios, la (falsa) aconfesionalidad del Estado español, etc. También es verdad que los alumnos eran buenísimos y posiblemente se hubieran entusiasmado igualmente con un seminario sobre los sistemas de regadío en las plantaciones de tomate de las islas.

    No obstante, los alumnos de 1º de bachillerato desde el primer día “me sacaron las uñas” cuando les expuse el plan de trabajo que íbamos a seguir. Si habían escogido la alternativa a la religión era porque querían eludir, precisamente… la religión.

    En mi afán por no adoctrinarles (en el anticlericalismo), por ser neutral y aséptico ideológicamente, por abordar un estudio de las religiones como fenómeno histórico, cultural, sociológico y antropológico, sin carga alguna de furibundo desprecio a las iglesias y de respetuosa indiferencia hacia lo religioso, creyeron todo lo contrario: que mi intención era “meterles la religión con calzador” y practicar la catequesis encubierta.

    (Mi compañero de departamento, mientras, llevaba a clase la Biblia y comentaban pasajes escogidos. Probablemente en el aula de enfrente la profesora de religión trataba con sus alumnos los Derechos Humanos…)

    Yo les dije a mis alumnos que no se precipitaran. Que el que no fueran creyentes no significaba que debieran ser unos auténticos analfabetos en algo tan importante y con tantas repercusiones en el pasado y presente como las religiones.

    Hubiera podido tranquilizar sus temores y atajar sus suspicacias diciéndoles que yo nunca había sido creyente y que ni siquiera estaba bautizado; lo cual era y es perfectamente cierto. Pero este argumento “ad hominem” no me parecía correcto. Necesitaba que entendieran que el programa propuesto tenía un interés intrínseco con independencias de las creencias religiosas que se tuvieran o dejasen de tener.

    Pero fue inevitable: a los dos meses, mediado el primer trimestre, se plantaron y me dijeron que no querían seguir hablando de religión.

    Entonces cambié totalmente de tercio, lo cual significó un deterioro de las relaciones con mi compañero de departamento, y sacando materiales de la red, la prensa y la televisión inicié un programa nuevo titulado:

    “Telealfabetización: un estudio crítico de la televisión”

    El programa tenía los siguientes bloques temáticos: I) Los contenidos televisivos; II) La publicidad; III) La representación del mundo; IV) Los informativos; V) La TV y tú.

    Ahora sí que empezaron a ir las cosas bien con ese grupo: se implicaron en el trabajo, se mostraban interesados y participativos, aunque sorprendidos de que algo tan poco “serio” como la TV pudiera ser objeto de estudio.

    En seguida empezaron a entender los mecanismos de la manipulación y a ver hasta qué punto era “serio” lo relacionado con la TV:

    -Grabamos anuncios publicitarios y en clase los veíamos para desentrañar las estrategias y señuelos con los que los publicistas seducen al consumidor creándoles nuevas necesidades.

    -Grabábamos el telediario de TV-1, de Tele 5 y de Antena 3 de un mismo día en la misma edición para ver las “diferencias” y tratamos de explicar los porqués. Tuvimos mucha suerte porque aquello coincidió con el comienzo de la guerra de Irak y los telediarios estaban muy polarizados: Tele 5 y Antena 3 parecían estar haciendo crónica de planetas diferentes.

    -Reflexionamos sobre los estereotipos que las teleseries y culebrones nos ofrecen (machismo, clasismo, racismo, homofobia). De un tiempo a esta parte creo que hemos mejorado.

    -Grabaron un telediario con noticias sobre el instituto y Lanzarote, en el que trataron de aplicar lo que habíamos ido viendo durante el curso.

    Yo creo que además de lo interesante y enriquecedor del nuevo programa o curriculum, lo que supieron apreciar mis alumnos fue la rectificación a tiempo de su profesor.

    Ello me valió un enfrentamiento con mi compañero y jefe de departamento, aparte del cabreo del librero que se quedó con un excedente de libros sin vender de Sociedad, Cultura y Sociedad.

    Pero valió la pena.

    Después, siempre que he vuelto a impartir Actividades de Estudio he repetido esta experiencia fructífera, este estudio crítico de la televisión.

    Creo sinceramente que los contenidos y objetivos de la misma (de una asignatura dedicada al estudio crítico de los medios de comunicación en general) da para una asignatura obligatoria u optativa, pero no vinculada -en cualquier caso- a la profesión o no de una determinada fe.

    Siento haberme extendido tanto.

    ¡Un abrazo muy caluroso para compensar mi enorme retraso a esta octava convocatoria!

    pd: Ahora me voy a dormir, y mañana retomo la lectura de las intervenciones previas.

  56. Ricardo said

    Muchas gracias, Andriu, por tu participación que, por cierto, se ha hecho esperar con los despistes.
    Hace tiempo que vengo pensado en un proyecto para las Actividades de Estudio (ahora Atención Educativa) trabajando con cómics que tengo desde jovencito. La experiencia que comentas me ha parecido muy interesante. Puede que te pida esa idea si más adelante me toca impartir esa materia. Un abrazo.

  57. chelucana said

    Me quedé con ganas de comentar este comentario de Ricardo… “Me quedo con rehacer y repensar la Escuela, mejor que deshacerla”, pero como estoy demasiado charlatana me contuve…

    Yo sí creo que tal vez debamos deshacer la escuela. De tanto pensarla y repensarla no hacemos más que reproducir lo anterior o agregar lo nuevo a lo ya exsistente, arrastrando la pesada carga de nuestro pasado, que nos inmoviliza. No podemos seguir conduciendo mirando sólo al espejo retrovisor, lastrados por nuestro decadente pensamiento occidental que condiciona la educación y sobrevalora la “herencia cultural”.

    Si en el mundo de las empresas se han dado cuenta hace veinte años que para adaptarse (y sobrevivir) al cambio permanente y a la inestabilidad no vale con adaptar lo nuevo a la vieja estructura, sino que es necesario descomponerla y rediseñarla, reinventarla para que adquiera una nueva forma que permita centrarse en los procesos (reingeniería de procesos, Hammmer). ¿Por qué no aplicar esos mismos conceptos a la escuela?

    Llenamos y ahogamos a nuestros chicos y chicas con datos, información, conocimiento,… pero luego no saben ir a comprar solos a la tienda de la esquina.

    Saludos y feliz puente, para quien lo tenga ;-)

  58. Ricardo said

    Pues con esta reflexión de Chelucana sobre “deshacer” la Escuela (tema sugerente para otro CIO), doy NO OFICIALMENTE por concluido el VIII-CIO. Sigue abierto, no obstante, por si alguien quiere comentar algo. En un par de días intentaré hacer un balance o conclusión del mismo y propondré sede para el próximo IX-CIO.

    Quisiera agradecer la participación de todos/as los/as claustrales, especialmente a Inma y Marina, las dos alumnas que participaron con valentía. Me hubiera gustado que este claustro fuera más un claustro de alumnado que de profesorado, pero bueno, por algo hemos empezado…Un abrazo a todos/as.

  59. Ricardo me ha pasado el testigo para organizar y moderar el IX-CIO. Lo cojo con cariño y con ilusión. Gracias.

    Bueno, tendré que organizarme un poco. En unos días os convocaré al IX-CIO en
    http://educathor.blogspot.com

    Estáis todos pre-convocados.

    Un saludo

  60. Ricardo said

    Aquí tienen la información de la nueva convocatoria.


    https://griegoantiguo.wordpress.com/2008/05/01/el-ix-cio-en-el-blog-educathor/

  61. Ricardo me ha pasado el testigo para organizar y moderar el IX-CIO. Lo cojo con cariño y con ilusión. Gracias.

    Bueno, tendré que organizarme un poco. En unos días os convocaré al IX-CIO en
    http://educathor.blogspot.com

    Estáis todos pre-convocados.

    Muchas gracias Ricardo

    Un saludo

  62. Inma said

    Gracias a ti Ricardo,por haberme invitado a participar en el VIII C.I.O.Un Beso

  63. Andriu said

    Pido disculpas por mi indisciplinado y anárquico proceder durante este VIII-CIO: llego tarde, intervengo sin haber leído lo anterior y, ahora, después de haber sido cerrada la sesión, vuelvo a intervenir.

    Es que acabo de leer todos los comentarios. Hasta esta tarde no había sabido encontrar el momento.

    Ricardo, felicidades por la convocatoria y moderación de esta octava edición.

    Yo también fui a un viaje cultural-artístico a Sevilla, Granada y Córdoba en COU. Como alumno. Aprendí muchísimo y lo pasé aún mejor. Luego, en el verano post-instituto, hice mi primer inter-rail con mis amigos y fue una gozada poder “aplicar” todos esos conocimientos sobre el románico, el gótico, el barroco, etc. con ocasión de visitas a las inagotables iglesias europeas.

    Me voy ahora al noveno CIO; no quiero llegar tarde de nuevo.

    Vuelvo a decirlo: participar en los CIO hace más fértiles y dichosos nuestros días en los instis reales.

    Un abrazo.

  64. Andriu said

    Pido disculpas por mi indisciplinado y anárquico proceder durante este VIII-CIO: llego tarde, intervengo sin haber leído lo anterior y, ahora, después de haber sido cerrada la sesión, vuelvo a intervenir.

    Es que acabo de leer todos los comentarios. Hasta esta tarde no había sabido encontrar el momento.

    Ricardo, felicidades por la convocatoria y moderación de esta octava edición.

    Yo también fui a un viaje cultural-artístico a Sevilla, Granada y Córdoba en COU. Como alumno. Aprendí muchísimo y lo pasé aún mejor. Luego, en el verano post-instituto, hice mi primer inter-rail con mis amigos y fue una gozada poder “aplicar” todos esos conocimientos sobre el románico, el gótico, el barroco, etc. con ocasión de visitas a las inagotables iglesias europeas.

    Me voy ahora al noveno CIO; no quiero llegar tarde de nuevo.

    Vuelvo a decirlo: participar en los CIO hace más fértiles y dichosos nuestros días en los instis reales.

    Un abrazo.

  65. Ricardo said

    Y, encima de todo eso, duplicas los comentarios. ¿No será que tienes ya la mente puesta en los EEUU? Un abrazo.

  66. Andriu said

    Sí, es que allí todo es doble, double-size o supersize.

    Veremos cómo aumenta mi IMC durante mi estancia ali…

    Un abrazo.

  67. […] El blog Elleniká (https://griegoantiguo.wordpress.com/), de Ricardo L. Rodríguez, sede del VIII-CIO: “Intercambio de experiencias docentes“. […]

  68. […] El blog Elleniká (https://griegoantiguo.wordpress.com/), de Ricardo L. Rodríguez, sede del VIII-CIO: “Intercambio de experiencias docentes“. […]

  69. […] un honor para mí recoger el testigo del anterior Claustro Ideal Oficial (VIII-CIO: Intercambio de experiencias docentes) de la mano de Ricardo L. […]

  70. […] VIII C.I.O. […]

  71. […] El blog Elleniká (https://griegoantiguo.wordpress.com/), de Ricardo L. Rodríguez, sede del VIII-CIO: “Intercambio de experiencias docentes“. […]

  72. […] El VII CIO (el enlace falla, no sé por qué) lo convocaron Chelucana y Yolajb en Educarrueca, EL VIII CIO se instaló en la casa virtual de Ricardo: HELLENIKÁ, Juan A. aceptó la propuesta de convocar El […]

  73. DESARROLLO DEL PENSAMIENTO MATEMATICO DE LOS ALUMNOS DE BASICA Y MEDIA VOCACIONAL DE LA INSTITUCION EDUCATIVA TÉCNICA – AGRICOLA “JUAN DOMINGUEZ ROMERO” DEL CORREGIMIENTO DE CARACOLI, MEDIANTE LA IMPLEMENTACION DE LOS CÓMICS.

    MARCO LEGAL:

    El presente proyecto se fundamentará en la ley 115 de 1994, capitulo1, artículo 91 y 92.

    MARCO HISTÓRICO:
    Durante mucho tiempo, se ha pretendido que en la praxis escolar haya un cambio radical en cuanto a la enseñanza y aprendizaje de las matemáticas, quizás porque algunas de los recursos que hoy día la orientan tuvieron la mala experiencia de recibir una instrucción matemática con mucho ejercicio y poca aplicación.
    Hoy hay interés en mostrar que existen diversos modos y formas distintas a las tradicionales, para la enseñanza y aprendizaje de las matemáticas, formas éstas que tienen significado para los jóvenes y aún para los adultos; lo que realmente se quiere es aplicar una estrategia de tipo metodológico que permita a los estudiantes construir con interés, creatividad y entusiasmo los conocimientos matemáticos a través de la elaboración de cómics.

    EL COMIC.
    El cómic es uno de los medios más expresivos de la cultura contemporánea que a finales del siglo pasado adquiere un peso y una autonomía tanto, estética como expresiva.
    Su relación con los Mass-medios (medios de masa) encuentra uno de los lugares más privilegiados en la prensa periódica.
    Históricamente vemos antecedentes como la presencia de imágenes figurativas que se utilizaban para desarrollar un relato, imágenes manuales e inmóviles, nunca múltiples.
    Metz (Cristian Metz, teórico y estudioso del lenguaje cinematográfico) sitúa al cómic en un espacio con relación y la pintura y las artes figurativas tradicionales, con el cine y la fotografía (a través de un estatismo de sus imágenes). El cómic establece lazos con el cinematógrafo en la medida que suele componerse de viñetas que se relacionan entre sí a través de operaciones que guardan un contacto.

    SIGNIFICADO.

    Cómic: Es una estructura narrativa integrada por una secuencia de pictogramas susceptibles de incluir en su interior elementos de escritura fonética. En la presencia estructural del cómic hay una multiplicidad de códigos (cónicos-visual, lingüísticos-verbales) que con su interacción, construyen la especificidad expresiva del cómic.
    Los cómics son narraciones con dibujos, reproducidas en series y comercializados en álbumes independientes o insertados en tiras o páginas en los periódicos.
    El cómic como el cartel es un medio de comunicación escrito-icónico pero estructurado en imágenes consecutivas (viñetas) que representan secuencialmente frases de un relato o acción, y en las que se suelen integrar elementos de escritura fonética.
    Los nombres que recibe son diferentes según los países: cómics o funnies en USA; bandes desinnées o BD en Francia; quadrihos o gibi en Brasil; historietas o tebeas en España. Y manga en Japón. Deben su nombre cómics o funnies al contenido de los primeros, ya que derivaban del chiste gráfico o de la caricatura. En ellos es más importante la imagen que el texto ya que pueden existir sin problemas pero no sin dibujos.

    La palabra cómic designa a aquello que algunos denominan figuración narrativa; esa forma híbrida que mezcla texto e imagen se desarrollo en Norteamérica a fines del XIX.
    A estas narraciones se las ha denominado cómics porque fueron esencialmente cómicas. Hasta 1929 no apareció el primer cómic realista, Tarzán, de Harold Foster, inspirado en la obra de Burroughs.
    Como las restantes formas expresivas creadas por los medios de comunicación de masas, los cómics son unos productos industriales. Ello supone que en el proceso que va desde su creación hasta su difusión pública en ejemplares múltiples y en forma de papel impreso, intervienen gran número de personas y diversos procesos técnicos. En puridad, el cómic existe como tal sin necesidad de su multiplicación y difusión masiva, y, de hecho, el producto artesanal y único surgido del pincel o de la plumilla del dibujante lo es ya. Sin embargo para que tal producto alcance el estadio de la comunicación de masas es necesario proceder a su reproducción en ejemplares múltiples, tarea propia de la industria periodística o editorial.
    El cómic es un fenómeno de ámbito mundial. A pesar de que históricamente alcanza su máxima expresión en Estados Unidos y Europa, Hoy en día, se lo encuentra por doquier, y sobre todo en Japón, donde esta experimentando un volumen de producción y un dinamismo extraordinarios.
    Cada país ha adoptado un termino específico para designar esta expresión artística: así, en Francia las tiras o strips dan lugar a Bande dessinée o B.D.; en Italia el termino fumetti deriva de la palabra fumetto (o humito), que designa al bocadillo. Los países anglófonos utilizan cómics y en España se alterna ese termino castellanizado cómic con la palabra historieta, más globalizadora, utilizada así mismo en la América hispanohablante. En Portugal se utiliza el termino quadrinhos.

    Los orígenes.
    Los cómics surgieron, precedidos de una larga tradición de narrativa icnográfica en Europa y por un exuberante desarrollo de la ilustración, en el seno de la industria periodística estadounidense, a finales del siglo XIX.
    Los cómics nacieron en Estados Unidos como consecuencia de la rivalidad de dos grandes rotativos de Nueva York: el World (New York World), propiedad de Joseph Pulitzer desde 1883, y el Morning Journal, adquirido por William Randolph Herast en 1895.
    Los cómics primitivos, siempre de carácter jocoso, iniciados por Rudolph Dirks en el Mourning Journal, se orientaron fundamentalmente hacia los protagonistas infantiles y sus travesuras (Kid strips), tendencia en la que destacaron los revoltosos niños germanoamericanos The Katzenjammer Kids (1897), en el marco de África tropical.
    Con la duplicidad de Yellow Kid y con este nuevo episodio se instauró definitivamente en los cómics la supervivencia de los personajes dibujados más allá de la voluntad, e incluso de la muerte, de sus creadores originales.
    A pesar de la acogida de esta estructura narrativa hasta la fecha no se conoce con exactitud publicaciones de la utilización de los cómic en la enseñanza de las matemáticas, esto nos llevo a investigar sobre una estrategia que despertará el interés y la creatividad en el estudiante, además que la implementación de esta estrategia apuntará a la interdisciplinariedad, es decir interrelacionar las áreas de artística y humanidades con matemáticas.
    Los estudiantes tenían potenciales guardados sin explotar en el dibujo, la dramatización y la pintura, esto permitió mejorar el trabajo en grupo y la participación activa en estas áreas.
    Este proyecto requiere de mucha dedicación y control.

    METODOLOGÍA:
    Fundamentos metodológicos.
    Con este proyecto se tuvo en cuenta la necesidad de innovar buscando nuevas estrategias para optimizar el aprendizaje de las matemáticas mediante la implementación de los cómics.
    Técnicas o instrumentos
    Para llevar a cabo es proyecto se tomó como instrumento de investigación las fuentes primarias tales, como la observación directa y la encuesta.
    Delimitación
    El proyecto en mención será implementado en la Institución Técnica Agrícola Juan Domínguez Romero de Caracolí, jurisdicción del municipio de Malambo (Atlántico) y se ejecutará en una etapa diagnóstica del año escolar de 2010 en los grados de 6º, 7º y 8º pero con la proyección de implementarse en los demás grados de educación básica secundaria.
    Población y muestra
    La población escogida para la implementación del presente proyecto fueron los alumnos de la Institución Técnica Agrícola Juan Domínguez Romero de Caracolí, correspondiente a un total de 730 estudiantes y como muestra al azar se escogieron los alumnos del grado séptimo de educación básica, con un total de veintiséis (26) estudiantes de ambos sexos.

    A continuación mostramos los elemento o componentes y las facetas que el estudiante debe dominar con habilidad y destreza para desarrollar o construir un cómic
    El cómic
    La historieta gráfica o cómic consiste en la narración de una historia a través de una sucesión de ilustraciones que se completan con un texto escrito. También hay historietas mudas, sin texto.
    El lenguaje del cómic
    • El autor de un cómic organiza la historia que quiere contar distribuyéndola en una serie de espacios o recuadros llamados viñetas.
    • El texto escrito suele ir encerrado en lo que conocemos como globo o bocadillo que sirve para integrar en la viñeta el discurso o pensamiento de los personajes y el texto del narrador. La forma de los bocadillos depende de la intencionalidad del contenido.
    • forma de los bocadillos depende de la intencionalidad del contenido.

    Un personaje está hablando. Hablan varios personajes. Un personaje piensa.

    Alguien habla en voz baja. Alguien grita. Escribe el narrador.
    Características
    a) La narración es rápida. Los acontecimientos se suceden con gran celeridad; las descripciones se hacen a través de la imagen.
    b) Se reproduce el lenguaje coloquial con:
    • Titubeos (¡ca… caramba!).
    • Alargamientos de palabras (cuidadooo!).
    • Frases interrumpidas (y, de pronto…).
    • Frases cortas, exclamaciones, interrogaciones… (¡Tengo hambre!).
    • Expresiones populares (¡Córcholis! ¡Hola, chato!).
    • Reproducción de sonidos, ruidos, golpes… (¡Guau! ¡Boom! ¡Buaaa!).
    • Sustitución de las palabras por signos (?, !!, *).
    c) Se utilizan recursos humorísticos:
    • Nombres humorísticos (Rompeplatos, Carpanta, Pantuflín).
    • Imágenes (Es un lince).
    • Comparaciones (Es fuerte como un león).
    • Situaciones contradictorias (Toma guapo, aquí tengo una porra de recambio).
    • Ironías (Con estos chicos irá usted lejos…).
    • Hipérboles (De ahí no saldrán hasta que canten los melones).
    • Equivocaciones (¡Suelta, “Toby”, que no es un ladrón…!).
    • Afirmaciones en son de burla (¡Le felicito, Pórrez! Esto es trabajar con tesón y esfuerzo).
    ________________________________________

    ________________________________________

    Actividades:
    1ª.- Inventa un texto para las viñetas que van a continuación. Pertenecen a Mortadelo y Filemón de F. Ibáñez. No olvides poner el título que creas conveniente.
    Título

    Ver el original

    ________________________________________
    2ª.- Cuenta la historia que ves en el dibujo con tus propias palabras. No olvides poner el título.

    ________________________________________

    – Dibuja una pequeña historieta cómica según tus posibilidades. Con seis viñetas puede ser suficiente. Prepara un guión con los personajes y las situaciones. Dibuja las viñetas y redacta los textos. Si puedes, mándame tu historieta por correo electrónico. Pero recuerda las limitaciones de la red. Pide ayuda a alguien que sepa.
    ________________________________________

    DIANOSTICO
    Caracterización de los encuestados.
    Para el diagnóstico de la propuesta se realizaron encuestas a una muestra representativa de alumnos, en total cuarenta (40), con edades comprendidas entre los 10 y 17 años, correspondientes a los grados sexto (6º), séptimo,(7º), octavo (8º), noveno, (9º), décimo,(10º) y undécimo, (11º), de la Institución Educativa Técnica Agrícola Juan Domínguez Romero de Caracolí.
    Sección 1.-Resultados de la encuesta dirigida a los alumnos.
    • ¿Te gustan las matemáticas?
    Respuestas a la pregunta No, Alumnos Porcentajes
    Si 27 67.5
    No 13 32.5
    Total 40 100.0

    De una muestra de 40 estudiantes, es notorio el resultado obtenido ante la pregunta propuesta, como vemos en la tabla el 67,5% de los alumnos encuestados respondieron afirmativamente su aceptación hacia el área de Matemáticas y sólo el 32,55 respondieron negativamente.
    Si respondiste negativamente a la pregunta anterior, escoge una o varias acciones que justifiquen tu respuesta.
    Opciones No. alumnos Porcentajes
    Método que utiliza el profesor 0 0%
    Horario de clases de Matemáticas 6 6%
    Exceso de tareas 2 2%
    Falta de textos de consultas 2 2%
    Otra opción 3 3%
    Total 13 99.7%

    Es de resaltar que el 46,1% de los alumnos encuestados que respondieron negativamente aducen su no aceptación al área de Matemáticas, debido al horario en que se dictan las clases de Matemáticas.
    ¿Te sientes a gusto durante el desarrollo de las clases de matemáticas?
    Respuesta a la pregunta No. Alumnos Porcentajes
    Si 38 95%
    No 2 5%
    Total 40 100.0%

    Los resultados son fehacientes en cuanto que el 95% de alumnos encuestados afirma sentirse a gusto durante el desarrollo de las clases de Matemáticas y sólo un 5% dice no sentirse a gusto.

    ¿Te sientes a gusto con los temas tratados en las clases de Matemáticas?
    Respuesta a la pregunta No. alumnos Porcentajes
    Si 39 97,5%
    No 1 2,5%
    Total 40 100,0%

    Teniendo en cuenta los resultados mostrados en la tabla notamos que el 72,5% de los alumnos encuestados les gusta explorar otra forma de aprender las matemáticas, 27,5% manifiestan que no les gustaría cambiarla forma de aprendizaje

    ¿Te gustaría trabajar solo?
    Respuesta a la pregunta No. alumnos Porcentajes
    Si 1 2,5%
    No 39 97,5%
    Total 40 100,0%
    De los datos obtenidos observados que el 97,5%, no les gustaría trabajar solo y el 2,5% si .
    ¿Te gustaría trabajar en equipo?
    Respuesta a la pregunta No. alumnos Porcentajes
    Si 35 87,5%
    No 5 12,5%
    Total 40 100.0%

    De los datos obtenidos el 87,5% les gustaría trabajar en equipo y el 12,5% no les gustaría trabajar en equipo.
    ¿Tienes textos de matemáticas?
    Respuesta a la pregunta No. alumnos Porcentajes
    Si 10 25%
    No 30 75%
    Total 40 100%

    De los dos datos obtenidos el 25% de los alumnos encuestados manifiestan que tienen texto de matemáticas y el 30% que no tienen textos de matemáticas.
    CONCLUSIONES
    El proyecto consiste en la elaboración de un instrumento didáctico, como técnica participativa a desarrollar en los estudiantes métodos de dirección y conducta correctas, estimulando así la disciplina con un adecuado nivel de decisión y autodeterminación; es decir, no sólo propicia la adquisición de conocimientos matemáticos y el desarrollo de habilidades de los mismos, sino que además, contribuye al desarrollo del arte, el dibujo y humanidades, logrando la motivación por las matemáticas. Esto constituye una forma de trabajo docente que brinde una gran variedad de procedimientos para el entrenamiento de estudiantes en la toma de decisiones para la solución problemica de las distintas ramas del pensamiento matemático.

    BIBLIOGRAFIA

    http:/www.
    ORTIZ OCAÑA. Alexander Luis, Aprendizaje creativo, artístico, narrativo y didáctico. Dos aliados en las instituciones educativas. Editorial Antillas, pgs 87, 88, 89y 90. Año 2005.
    LEY GENERAL DE EDUCACIÓN, Año 1994. Bogotá

    ANEXOS
    Alumnos realizando los cómics.
    Alumnos socializando los cómic realizados por ellos,

  74. Ricardo said

    Jorge, muchísimas gracias por tu participación y por compartir tu experiencia docente con todos/as nosotros/as.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: