HELLENIKÁ. RECURSOS DE GRIEGO ANTIGUO

Materiales y recursos de Griego para enseñanza secundaria. Experiencias y propuestas didácticas.

  • EN DEFENSA DE LAS CLÁSICAS EN SECUNDARIA

  • EL EDITOR Y EL BLOG

    Simurgh

    Ricardo L. Rodríguez., profesor de Enseñanza Secundaria de Griego. Blog dedicado a mis alumnos/as, y a estudios de filología griega y tradición clásica. Alguna vez se colará algo personal.

  • CONTADOR DE VISITAS

    • 1,124,023 visitas
  • Blog protegido por

    Nautica y Calipso

    Calipso

  • CALENDARIO

    diciembre 2011
    L M X J V S D
    « Nov   Ene »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • ARCHIVOS

  • Categorías

  • Leo, el ratoncito dormilón. Mascota de este blog

    website stats

  • Suscríbete

  • Meta

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

    Únete a otros 126 seguidores

ODISEO EN NEW YORK BY MARTIN SCORSESE

Posted by Ricardo en 22 diciembre, 2011

He vuelto a ver recientemente la película de Martin Scorsese After hours (traducida en España con el lamentable título de ¡Jó, qué noche!). La opera prima de Scorsese, perla de la angustia y del desasosiego cinematográfico, me pareció en algunos aspectos un eco de las aventuras y desventuras de Odiseo-Ulises, transmutado en este caso el Mar Mediterráneo por el Soho neoyorquino.

Cartel original de la película (imagen vista aquí)

[En los siguientes párrafos se explica el desarrollo y el final de esta película]

Me declaro incompetente para redactar un resumen de la película en el que quede claro su argumento, así que lo iré dividiendo en episodios:

1-Presentación del protagonista y encuentro con Marcy.

Un administrativo informático (Paul Hackett) conoce una mañana a una chica (Marcy) en una cafetería. La joven le habla de unos pisapapeles en forma de buñuelo que fabrica una amiga suya escultora. Paul se muestra interesado en el producto y le pide a Marcy su teléfono. Más tarde la llama y quedan en la casa de ella. No se imagina el bueno del protagonista el rosario de aventuras y desventuras que le esperan esa noche a partir de esa llamada telefónica.

2-“El taxista flamenco”.

Paul se prepara, sale a la calle, coge un taxi. El taxista conduce a toda velocidad por la ciudad mientras escucha las sevillanas de Manita de Plata a todo volumen. El fuerte aire que entra por la ventana hace que salga volando el único billete que lleva Paul, así que se queda sin dinero. Llegan al destino, Paul le explica al taxista lo que ha pasado, éste se marcha de muy mal humor.

3-Llegada y “abandono” de la casa de Marcy.

Paul llega a casa de Marcy. Es el típico loft del Soho neoyorkino. Una vez allí conoce a Kiki Bridges, compañera de piso de Marcy y escultora. Marcy y Paul salen a tomar un café y regresan a la casa. Discuten. Paul se marcha contrariado y Marcy se queda llorando.

4-El metro.

Empieza a llover. Paul corre empapado hasta el metro más próximo. Intenta comprar un billete pero le faltan unos centavos porque el billete de metro ha subido hace unos minutos. El recalcitrante taquillero no quiere ayudar a Paul que vuelve a la calle y entra en un bar.

5-Tom, el barman solidario.

Nuestro protagonista entabla conversación con el dueño del bar, Tom, y le cuenta que no puede volver a su casa. La camarera se fija en Paul. Tom se ofrece a ayudarle dándole el dinero que necesita para el metro, pero, en el momento de abrir la caja registradora, ésta se estropea y Tom no consigue acceder al dinero. Como la llave de la caja está en la casa de Tom, Paul se ofrece en ir a recogerla. Tom desconfía porque se están sucediendo una serie de robos en el barrio, pero terminan acordando que Paul irá a por la llave de la caja registradora y Tom se quedará con las llaves de la casa de Paul como garantía.

6-En casa de Tom.

Paul llega a casa de Tom, encuentra la llave de la caja registradora. Entra en el cuarto de baño y orina. Al tirar de la cisterna el váter se atasca y el agua empieza a rebosar sin parar. Paul decide marcharse, pero al bajar por la escalera unos vecinos creen que ha entrado a robar. Paul se explica y lo dejan marchar.

7-¿Ladrones? De nuevo en casa de Marcy.

Cuando Paul regresa al bar, al pasar junto al edificio donde viven Marcy y Kiki, ve a dos ladrones cargando en su furgoneta varios objetos, entre ellos una escultura de Kiki. Paul les grita, los ladrones huyen dejando abandonada la escultura. Kiki aparece en la ventana de su piso atada y amordazada. Paul le pide que le tire las llaves para subir a ayudarla.

8-No eran ladrones, sino amigos de Kiki.

Paul sube cargando con la escultura y ayuda a Kiki, pero ésta le explica que los que él creía ladrones, Neil y Pepe, son amigos suyos a los que había vendido varias cosas. Las ataduras se las ha hecho Horst, un grandullón con el que Kiki practica el sadomasoquismo. Aparece Horst y le advierte a Paul que debe disculparse con Marcy por haberse marchado antes de mala manera. Kiki y Horst se marchan a un club a divertirse.

9-Marcy no está dormida: ¡se ha suicidado!

Avergonzado por su maleducada despedida, Paul va a la habitación de Marcy que está dormida. Paul le pide disculpas y se explica. Marcy no se mueve. Paul se da cuenta de que se ha suicidado con una sobredosis de pastillas. Horrorizado llama a los servicios de emergencia y se marcha de la casa.

10-En casa de la camarera.

Vuelve al bar pero está cerrado. Encuentra a la camarera por la calle. Ésta lo invita a subir a su casa. Paul acepta hasta que regrese el dueño del bar. Mientras tanto, la camarera, Julie, dibuja un retrato de Paul e intenta seducirle. Regresa el dueño del bar y Paul promete a Julie recoger sus llaves y el dinero y volver a su casa.

11-De nuevo en el bar. Vuelta a casa de Julie.

En el bar, Paul y Tom charlan. Suena el teléfono. Tom se entera de que su novia, Marcy, se ha suicidado. Paul descubre con angustia la noticia y se siente responsable. Se marcha angustiado. Regresa a casa de Julie. La chica se enfada con Paul y éste se marcha de allí. Encuentra el bar cerrado de nuevo y decide ir, otra vez, a casa Tom. No lo encuentra allí y algunos vecinos del edificio que han visto salir de las escaleras a Paul lo siguen.

12-Club Berlín: “La noche de la cresta”.

Paul despista a los vecinos y busca el club al que iban a ir Kiki y Horst para ver si éstos pueden ayudarle. Cuando consigue entrar en el club (un club punk, para más señas) hay una performance llamada “La noche de la cresta”, así que varios punks intentan rapar a Paul para hacerle una. Tiene que salir huyendo de nuevo. Regresa a casa de Kiki y Marcy y encuentra un billete. Desde la casa observa como un numeroso grupo de vecinos lo buscan. Deja que se marchen y regresa a la calle.

13-Paul herido. De nuevo “El taxista flamenco”.

Un taxi que pasa por la calle se para. Paul se aproxima para cogerlo, pero la mujer que sale del taxi le golpea con la puerta y lo hiere en el brazo. El taxista resulta ser el mismo que trajo al Soho a Paul. No quiere llevarlo. Paul le muestra el billete. El taxista se lo arrebata y se marcha.

14-Tercera chica en una misma noche.

La chica que salió del taxi se ofrece para curar a Paul y ayudarlo a volver a su hogar. Una vez en su casa, Paul le pide que le deje telefonear, pero la chica, Gail, boicotea entre bromas su llamada y se empeña en curar el brazo de Paul. Finalmente se ofrece a llevarlo a su casa en su furgoneta.

15-Paul, ¿el ladrón del Soho?

Paul y Gail salen de la casa pero en la calle ella descubre un cartel y sale huyendo y gritando. Paul se da cuenta de que el cartel que Gail ha visto es el retrato que dibujó Julie y que la información del mensaje lo hace a él responsable de los robos del barrio.

16-Paul perseguido por los vecinos. En casa de un hombre.

De pronto, una multitud de vecinos iracundos persigue a Paul por todo el barrio. Huye, consigue despistarlos y encuentra a un hombre. Le ruega que le deje telefonear desde su casa. El hombre piensa que Paul quiere tener sexo con él. Ya en la casa del hombre, Paul le explica todo lo que le está pasando. De pronto, ve a Julie por la ventana y sale corriendo a la calle esperando que ella pueda ayudarlo. Pero Paul se da cuenta de que Julie está pegando carteles con el dibujo de su retrato. La multitud aparece y persigue a Paul.

17-El barman solidario denuncia a Paul.

Paul encuentra al amable Tom sentado en un bar. Entra, le explica todo y le pide ayuda. La multitud está llegando. Tom se ofrece para hablar con sus vecinos pero lo que hace en realidad es denunciarlo. Nueva huída desesperada de Paul hacia ningún sitio.

18-June: la cuarta mujer.

Nuestro protagonista llega a un solitario pub, entra y comienza a hablar con una mujer, June, que vive allí mismo. También llegan los vecinos pero el camarero ya ha cerrado. Los vecinos insisten en que les dejen entrar. Paul pide ayuda a la mujer, que lo esconde en su casa.  En realidad, la mujer es escultora y comienza a esconder a Paul envolviéndolo en material de escultura. Cubre a Paul con pasta de yeso dejándole sólo huecos para los ojos y la nariz.

19-Los vecinos no encuentran a “Paul-escultura”.

Los vecinos han conseguido entrar y se empeñan en registrar la casa de June pero sólo encuentran a la mujer trabajando en una escultura, así que se marchan y la mujer los acompaña para no levantar sospechas.

20-Neil y Pepe roban a “Paul-escultura”. Regreso a casa.

Paul se queda solo en el estudio. Entonces, entran unos ladrones. Son Neil y Pepe que se llevan varias esculturas, entre ellas la “escultura-Paul”. Los ladrones abandonan el barrio en su furgoneta cargada de objetos robados. Ya está amaneciendo. En una curva la furgoneta derrapa, se abre el portón trasero y sale despedida al suelo la “escultura-Paul”, rompiéndose en pedazos. Paul se incorpora lleno de yeso. Se encuentra justo delante del edificio donde trabaja. Las puertas del edificio se abren. Paul, al fin, está a salvo. Como cualquier otro día, ha llegado a su trabajo.

_______________________________

Muchas serían las interpretaciones que podrían hacerse de esta película. Se la ha comparado con algunos argumentos kafkianos. La asfixiante experiencia de no poder salir de un espacio determinado me recuerda en parte a El Ángel Exterminador de Buñuel (película que, por cierto, iba a titularse Los náufragos de la calle Providencia; lo cito a colación de la palabra “náufrago”), que trata sobre la imposibilidad de un grupo de personas de salir de la habitación de una casa.

Odiseo es un náufrago perdido intentando volver a su hogar. Paul Hackett anda también perdido por un barrio que no conoce intentando desesperadamente volver a su casa. El Mediterráneo, como dije al principio, se ha cambiado por el Soho neoyorkino. Desde esta visión, encuentro en ¡Jó, qué noche! referentes de los episodios de Escila, Caribdis, Circe, Calipso, del descenso al Hades, etc.

Algunas chicas que aparecen en la película, caso de Julie o Gail, sienten una atracción hacia Paul e intentan retenerlo, como Circe y Calipso a Odiseo. Marcy es una mujer-sirena. Representa a la mujer que atrae a Paul, que crea ciertas expectativas sexuales en nuestro protagonista. Paul se ve envuelto en un monumental lío tras conocerla; toda la “odisea” de Paul comienza cuando decide ir a casa de Marcy. También me recuerda al peligro de Escila, mujer monstruo. Marcy oculta extrañas quemaduras de su cuerpo. La chica dulce y simpática se tornará en una persona obsesiva, extraña y marcada por terribles experiencias; como Escila, primero hermosa ninfa, después terrible criatura.

La boca del metro podría representar a Caribdis, monstruo marino que tragaba cuanto se le acercaba.  Paul, es “expulsado” del metro por un policía que a punto está de detenerlo por intentar saltarse el control.

Tom, el amable barman, puede considerarse una especie de Eolo. Intenta ayudar a Paul, pero circunstancias adversas se lo impiden. Cuando Paul recurre a Tom de nuevo, éste lo denuncia a los vecinos pensando que Paul es el ladrón que se busca en el barrio. Eolo se niega a ayudar a Odiseo por segunda vez pensando que es un ser humano odioso para los dioses.

La pesadilla que vive Paul en el Club Berlín, un claustrofóbico antro oscuro con música a todo volumen, recuerda a un descenso al infierno, como el que lleva a Odiseo a buscar en el Hades al adivino Tiresias. Paul espera encontrar allí a Kiki y Hors para que le ayuden a volver a su casa. Por cierto, en esta escena hace un cameo el propio director de la película, Martin Scorsese, que aparece como un trabajador del club sobre una especie de andamio moviendo los focos de un lado a otro. También puede interpretarse su aparición como la del dios omnisciente que contempla impasible desde las alturas los infortunios de los mortales.

June, por último, es la Atenea protectora de nuestro naúfrago Paul. Lo protege de la muchedumbre y lo ayuda escondiéndolo. El azar derivado de esa acción hará que, por fin, Paul, el Odiseo del Soho de New York, llegue a su casa.

Muchas pueden ser las interpretaciones de una obra. Como decía Borges, la obra artística en sí misma suele ignorarlas.

10 comentarios to “ODISEO EN NEW YORK BY MARTIN SCORSESE”

  1. […] jQuery("#errors*").hide(); window.location= data.themeInternalUrl; } }); } griegoantiguo.wordpress.com – Today, 11:31 […]

  2. Fermín said

    Felicidades por el comentario, Ricardo. Hace tiempo que vi la película y ya no la recuerdo casi. Las comparaciones que haces son muy apropiadas, desde luego. Esa mujer-sirena que es, creo, Rosanna Arquette en sus mejores momentos, está muy bien, así como la boca del metro-Caribdis o el club Berlín-Hades. Por lo visto, ya no hace falta irse de aventuras por mares y océanos misteriosos, o por el espacio desconocido, no, la propia ciudad, a veces madre protectora, a veces madre cruel, guarda en sí todas las posibles aventuras de cualquier humilde Ulises al que se le ocurra salir a tomar una copa un día cualquiera de la semana. Feliz año nuevo.

  3. Ricardo said

    Hola, Fermín. Muchas gracias por el comentario. Muchas felicidades a ti y un excelente 2012. Todos somos un poco como Odiseo, ¿no?, y la vida un mar de aventuras. Feliz 2012 y un fuerte abrazo.

  4. Pilar said

    Hola, Ricardo: esta entrada me movio a leer de nuevo la “Odisea”. Ya era hora. La película no la encontré en mi ciudad, por lo menos en los sitios a los que estoy abonada y me referiré a ella por el recuerdo , un poco lejano que tengo, de su emisión por televisión, y por tu resumen e interpretación.

    Por mi parte, voy a sugerir una posible relación entre el viaje de Paul y el descenso a los infiernos de algunos poetas simbolístas- Verlaine, por ejemplo, titula una de sus obras “Una temporada en los infiernos”-.

    La referencia a Buñuel y al título definitivo de una de sus películas “El ángel exterminador” me trae a la imaginación al vate ciego como castigo de los dioses (ciego como Borges) o aedo que amenizaba con sus historias los palacios de grecia y que como compensación por su ceguera puede, don divino también, “interpretar el canto de los pájaros” , adivinar el futuro. Otra película de Buñuel “Un perro andaluz”, captura al director aragonés en una imagen que ya se conoce como “la navaja de Buñuel” y en la que rasga el ojo de una mujer con la misma lo que se ha considerado como su ruptura con el realismo y su inmersión en el surrealismo. En “El ángel exterminador” de hecho, los personajes repiten por indicación del guión la misma acción ¿divididas entre dos fuerzas?
    ¿atrapadas? ¿impotentes?

    Otro aspecto que me ha venido a la mente es que la anagnórisis o reconocimiento entre Odiseo y los seres que dejó en Ítaca cuando partió hacia Troya, se produce, en un mundo en que los dioses transforman y engañan a los mortales (tú has analizado el caso de Helena)por una señal que el héroe conserva de su infancia: una cicatriz (herida, trauma) que un jabalí le causó en su infancia.

    Gracias por darnos motivos para tantas reflexiones, como te las han dado tantos comentaristas ya y un saludo cordial.

    A quien lea saludos.

  5. Pilar said

    Hola, Ricardo: sólo disculparme por confundir Verlaine con Rimbaud. Y por otras faltas de ortografía.

    Añado: “Es peligrso asomarse al interior” Buñuel.

  6. Pilar said

    Hola, Ricardo: me tiene confundida el hecho de que mi nombre aparezca de repente asociado a un avatar y resaltado en color. no había sucedido antes. Escribo más que nada porque se puede pensar que los dos mensajes no han sido enviados por la misma persona. Los he envíado yo los dos. Quizá he pulsado sobre algún icono sin ser consciente o es obligatorio no poder acceder como comentarista de la forma en que lo hacía con anterioridad. Me parece raro que en tan poco espacio de tiempo, menos de tres horas, mi apariencia en el blog resulte distinta.

    Si puedes contestar a mis preguntas te estaría muy agradecida pues no soy yo tampoco una experta en Griego ni en nada, solo una persona que envía comentarios a este blog y que desearía, en caso de no poder mantener la cuenta en internet, sequir dentro de él, en su contexto, enlazada, pero dentro de él, a cuyo editor reconozco conocimientos superiores a los míos y cuyas correcciones escucho, como todas las que aquí llegan.

    Me gustaría volver al modo anterior.

    Un saludo cordial.

  7. Ricardo said

    Hola, Pilar. Muchas gracias por tus comentarios y discúlpame por contestarte tan tarde.
    El protagonista de la película “Jó, qué noche” es para mí como un Odiseo moderno, perdido por las calles de una ciudad en una sociedad que no entiende bien. No podía contarlo todo en el artículo, pero cuando Paul es agarrado para ser rapado a la fuerza, reconoce en la discoteca a Kiki y Horst, les grita, les pide ayuda, pero no le oyen. Cada cual que interprete el detalle como quiera.

    Cuando comentes, sencillamente, no rellenes la última casilla de las tres. Así no saldrá imagen alguna de gravatar. Cualquier cosa que se escriba ahí (una simple “p”, por ejemplo) y que no sea una dirección http:// o imagen de Gravatar reconocida por registro, wordpress la convertirá directamente en el icono oficial de Gravatar. Saludos.

  8. Pilar said

    Hola, Ricardo: las gracias te las debo yo a ti por contestarme siempre, por aclarar las dudas técnicas e incluso terminar lo que dejo a medias o rehacer lo mal hecho. Y, ya ves, yo sí que te contesto tarde.

    Saludos.

  9. […] recientes CERÁMICA DE L… on CERÁMICA DE LA CARTUJA DE SEVI…Pilar on ODISEO EN NEW YORK BY MARTIN…Pilar on 1º.BACHILLERATO: NOTAS DEL…CERÁMICA DE LA CARTU… on 16 […]

  10. […] Se puede leer una interpretación completa de esta película AQUÍ. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: